VirginiaDiaz
VirginiaDiaz

«En vivo, el poder de la música se multiplica por infinito», por Virginia Díaz

Con motivo del Anuario de la Música en Vivo 2018 pedimos a cinco personalidades de la música y la cultura que realizaran un breve billete de opinión para abrir las distintas secciones (cronología 2017, escenarios, tendencias, APM y Datos de la música en vivo). Descarga el Anuario para acceder a más contenidos como este.


Cronología 2017

Virginia Díaz (Radio 3)

Es asombroso comprobar el estado de salud en el que se encuentra nuestra escena en estos momentos. No me canso de decir que nos hallamos ante una nueva edad de oro de la música española, en cantidad y en calidad. Y hay que sacar pecho y sentirse orgullosos de lo que tenemos. Nombres noveles se unen a otros más veteranos y completan un panorama ideal. Salimos fuera de nuestras fronteras y comprobamos que sucede lo mismo a gran escala. Solo con los que nos llegan del resto de Europa, el número de grupos se cuadriplica.

Los escenarios españoles se llenan de su música en directo y nos encanta disfrutarlos, pero ahí se queda la cosa. No tienen más escaparates que las salas, los festivales, internet y Radio 3, que siempre encuentra un hueco especial para ellos. Y hablamos de Viva Suecia, Rufus T. Firefly, La Casa Azul, Second, Zahara, Tulsa, Fuel Fandango… Hablamos de The Strypes, Alt-J, Django Django, Stereophonics, Benjamin Clementine, Leon Bridges… Hablamos de toneladas de talento que son despreciadas por muchos de los pilares de parte de la industria musical y alrededores. Hacen caso omiso a su arte, se ignora y, como consecuencia -muy grave-, dejan a millones de personas sin la posibilidad de disfrutarlo. Obviamente, el que tiene mucho interés por la música, se preocupa, investiga y accede a lo que busca por su cuenta pero si, a priori, no parece atraerte demasiado, solo consumes lo que te llega y así nos perdemos muchas cosas.

Por favor, no olvidemos que la música forma parte de la cultura y que hay que tratarla como tal. Es necesaria, forma parte del ADN del ser humano y consigue cosas que nada puede lograr: desde dormir a un bebé, hasta hacer cantar a una persona con alzheimer, que ha olvidado el nombre de sus seres queridos, la letra de una melodía de hace 50 años. En vivo, el poder de la música se multiplica por infinito. ¿Quién da más?