Vetusta Morla estrenan quinto disco de estudio, MSDL – Canciones dentro de canciones, que da una vuelta de tuerca a los temas de su anterior álbum, Mismo sitio, distinto lugar (2017). Como cuenta a Apmusicales uno de sus miembros, Guillermo Galván, se trata además de otro álbum damnificado en sus presentaciones en vivo por la crisis del coronavirus.

PREGUNTA: En general con este disco habéis planteado esa idea de que un disco nunca se termina, solo se abandona. ¿No es así?
GUILLERMO GALVÁN: Para eso están las giras y las carreras, para poder hacer en directo o con los años lo que no estabas preparado para hacer en un disco.

PREGUNTA: ¿Es cierto que la premisa del álbum nace de un concierto en concreto?
GUILLERMO GALVÁN: Nace de un concierto en Los Veranos de La Villa que tuvo lugar tras el de la Caja Mágica para 40.000 personas. Lo hicimos sin medio anunciar. Nos disponíamos todos en círculo e invitábamos a unas 500 personas, como si fuese nuestro local de ensayo, que viesen cómo nos relacionábamos entre nosotros. Había cierta labor pedagógica también, porque explicábamos de dónde venían algunos instrumentos o las canciones, que estaban tocadas de otra manera.

PREGUNTA: ¿Y en qué momento decidís trasladar esa experiencia a un disco?
GUILLERMO GALVÁN: Nos gustó mucho la experiencia y decidimos que, igual que habíamos hecho en otros discos, que durante la gira se veían transformados, podríamos compartir lo de Los Veranos de La Villa con más gente, no solo en un álbum, sino también con la intención de tocarlo en lugares donde estuviéramos más cerca del público. Que lo importante fuese la música, lo táctil.

PREGUNTA: Esa gira se vio interrumpida y aplazada a septiembre. ¿Qué posibilidades veis de que se pueda retomar realmente entonces?
GUILLERMO GALVÁN: Sería muy irresponsable decir si se pueden hacer o no conciertos en otoño. Es algo que nos corresponde acatar con paciencia y la pasividad del lugar que ocupamos como músicos. Ahora mismo hay cuestiones más importantes que tienen que ver con la salud. Eso sí, me encantaría por el público y toda la familia que gira con la banda.

“Es importante que la reconversión (del sector de la música en vivo) no la paguen los trabajadores”

Guillermo Galván – Vetusta Morla

PREGUNTA: ¿Qué te parecen las medidas aprobadas por el Gobierno en materia cultural durante la crisis?
GUILLERMO GALVÁN: Si nos limitamos al paquete de medidas del Ministerio de Cultura, de todos es sabido que hay un sector muy importante que ha quedado excluido y que es vital, el de los técnicos y técnicas que no pueden optar a esas ayudas. Me parece que las medidas en ese sentido son insuficientes.

PREGUNTA: La crisis precisamente ha vuelto a poner sobre la mesa la falta de regulación que persigue a quienes trabajan para hacer posibles los conciertos: técnicos, montadores… ¿Creéis que todo esto servirá para algo bueno?
GUILLERMO GALVÁN: No creo que la situación ayude a nada. Lo que puede ayudar es la conciencia por parte del colectivo. Como en toda transformación o reconversión como la que parece que vamos a tener, una de las luchas importantes es que no la paguen los trabajadores.

PREGUNTA: ¿Qué se puede hacer?
GUILLERMO GALVÁN: Hay que delimitar un marco. La cultura está integrada por muchas patas con sus especificaciones. No tienen nada que ver las necesidades de un sala pequeñita con las de un espacio grande, o las de una banda que hace conciertos en estadios con las de un cuarteto de jazz que toca ante 200 personas. Ahí es donde hay que bajar a las cañerías para hilar muy fino y que cada sector tenga una ayuda eficaz y efectiva.

PREGUNTA: Ante el posible parón, ¿habéis manejado un calendario alternativo en el que ocupar el tiempo? ¿Un nuevo disco, quizás?
GUILLERMO GALVÁN: No sabría contestar a eso.

PREGUNTA: ¿Y Los abrazos prohibidos, cómo nació?
GUILLERMO GALVÁN: Nace de un poema colectivo. Me llamó Benjamín Prado para participar en el poema y le propuse sin haberlo leído que por qué no hacíamos una canción. Nos parecía lógico que fuese cantada a muchas voces ya que había sido un poema escrito a muchas manos.

PREGUNTA: ¿Contento con la respuesta?
GUILLERMO GALVÁN: La respuesta ha sido muy bonita y hemos tenidos muchos mensajes de personal sanitario, no solo enfermeros y médicos, gente que está también en primera línea como celadores, administrativos o personal de la limpieza.

A expensas de lo que suceda con la desescalada, está previsto que Vetusta Morla retome sus conciertos el 2 de septiembre en Valencia. Ese mes le seguirían otras tres citas en Sevilla (del 5 al 7).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.