Contenido patrocinado por Carrillo Asesores

Hola amigos, 

Os escribo para tratar de reflejar un año lamentable para nuestra industria abordando algunas conclusiones y reflexiones que desde CARRILLO y FUN AND MONEY consideramos pueden ser positivas, por tratar de buscar un mensaje de ánimo en estos tiempos.

Unidad del sector

En situaciones como las acontecidas desde finales de febrero de este 2020, hemos visto cómo oficinas, managers, distribuidoras, promotores y artistas han tenido que estar más juntos de cara a abordar los diferentes problemas con los que nos hemos encontrado:

  1. Devoluciones de caché y adelantos de producción
  2. Devoluciones de entradas a clientes
  3. Propuestas normativas al Ministerio de Cultura, y su correspondiente silencio.
  4. Cancelación vs aplazamiento
  5. Situación de ticketeras en España con promotores
  6.  Limitaciones de aforo y restricciones
  7. La verdad de los conciertos en Streaming
  8. Webinar interminablesy charlas de industria
  9. ¿Las ayudas como rescate?
  10. Aumento de la fórmula del incentivo fiscal vía AIE

Desgraciadamente este año en lugar de hablar de “sold out”, estos han sido los temas de conversación. Positivamente, se ha avanzado mucho en el desarrollo y concienciación de asuntos que, si no llega a ser por los problemas surgidos, quizá estarían por esclarecer.

Nuevas herramientas de financiación, más conocidas que nunca

En tiempos de tormenta, el sector ha demostrado una capacidad de reacción inmejorable para sobreponerse y tratar de buscar vías de financiación que amortigüen el impacto, tales como:

·CREA SGR: Se trata de una línea de liquidez inmediata para cubrir las necesidades de tesorería derivadas de la crisis sanitaria de la COVID 19. El importe oscila de los 20.000 € a los 100.000 € con un plazo de hasta 4 años y 18 meses de carencia. Hay que devolver el capital, es decir, no es una ayuda. El importe medio concedido oscila en torno a los 30.000 € por solicitud, sumando un total aproximado de 40 solicitudes y 3 millones de euros.

·SUBVENCIONES: Como se puede ver en el i) anterior, se trata de financiación sin necesidad de devolución, a diferencia del punto anterior. El balance ha sido positivo, se ha adoptado una política de repartir entre el máximo posible por lo que los importes más elevados han oscilado alrededor de los 80.000 €, con un importe total de 5.5 millones de euros. Se prevé en abril que vuelvan a publicarse. Como inconveniente, la valoración por puntosy la gestión y tramitación de las subvenciones a través del portal del Ministerio han generado algún que otro inconveniente, siendo muy mejorable.

·FINANCIACIÓN PRIVADA: El mecanismo de financiación privada vía incentivo fiscal ha experimentado un importante crecimiento, gracias o desgraciadamente por la situación sucedida. Hasta ahora, algunos promotores de conciertos y festivales aún se resistían a la creación de AIE por motivos de falta de tiempo o, simplemente, escepticismo.

Sin embargo, este año desde CARRILLO y FUN AND MONEY, hemos experimentado un crecimiento en las solicitudes y creación de estas estructuras, ya que tímidamente y, mientras nos han dejado, se han seguido haciendo espectáculos en vivo, salvando siempre los laberintos normativos de cada Comunidad y Municipio.

Además, hemos experimentado sorprendentemente un crecimiento del volumen de inversores, hasta alcanzar la cifra de 6.3 millones de euros de inversión total, con una media de 125.000 € de capital por promotor sobre un total de 140.

Consideramos que esto debe a la transparencia y seguridad ya existentes sobre este tipo de inversiones, así como el apoyo por parte de las instituciones y administraciones que ven, en esta herramienta, una fórmula para no desgastarse tanto en la emisión y tramitación de subvenciones, ya que son las empresas privadas de cada territorio las que apoyan la Cultura de cada zona.

Esperamos que, dentro de todos los aspectos negativos motivados por el COVID, obtengamos como consecuencia positiva la concienciación del promotor sobre este tipo de nuevas herramientas de financiación aquí expuestas, antes no tan conocidas (CREA SGR, AYUDAS, FINANCIACIÓN PRIVADA), así como un aumento de la inversión por parte de las empresas privadas vía incentivo ante la popularidad de esto.

Otros aspectos generados por el COVID en la Música

Consideramos que las consecuencias de la catástrofe sucedida, han servido para acelerar determinados procesos dentro de la industria de la música, tales como:

1. Atención al negocio de la distribución 

La ausencia de conciertos, ha motivado igualmente un descenso en los rendimientos que generan los derechos de autor como consecuencia de estos espectáculos. Por ello, el negocio que hasta ahora estaba segmentado principalmente en tres áreas: Distribución, Editorial y Management se ha concentrado más que nunca, siendo necesario agrupar los reducidos márgenes de cada uno para salvar la estructura.

Es por ello que agentes como los agregadores de contenidos digitales (ALTAFONTE, ONERPM o THE ORCHAD) han obtenido mayor reconocimiento en el sector, toda vez que el negocio discográfico como lo conocíamos ha tenido que adaptarse a un aumento de la oferta de contenidos digitales sin canal o entidad que soporte los lanzamientos de tanto contenido.

De la misma forma, tanto artistas como promotores de directo, han tenido tiempo de valorar y estudiar este mercado, hasta reconocer que existe, en el mayor de los casos, un menor riesgo empresarial que en los conciertos en directo, más en circunstancias COVID.

2. ¿Dónde están mis royalties?

Como consecuencia del punto anterior, se ha producido una conciencia de los rendimientos generados por la comunicación pública de fonogramas, hasta producirse multitud de reclamaciones a las compañías discográficas sobre dichos rendimientos. Muchas de estas compañías se financian a 6 meses con estos ingresos por lo que la reclamación en masa de artistas y oficinas, que hasta la fecha no habían parado a detenerse sobre este aspecto, puede generar un grave perjuicio para estas entidades.

3. Aumento de artistas emergentes y desarrollo

Igualmente, el parón por parte de la industria a todos los niveles, discográfico (se trata de retrasar el mayor tiempo posible los grandes lanzamientos), directo (aplazamiento de giras importantes hasta que la situación sea clara), editorial (no se realizan grande inversiones en fichajes hasta recuperar la posición de mercado) ha producido un aumento considerable de esos artista emergentes que hasta ahora lo tenían más complicado dado el tráfico de contenidos y artistas girando que existía en nuestro país.

En este sentido, hemos y estamos viviendo un tiempo de juego muy interesante para ver nacer y crecer muy rápido proyectos emergentes que ven una carretera despejada para circular.

Debemos aprovechar este año tan atípico, para analizar nuestro modelo de negocio y situación, anteponernos a los cambios que sin duda se van a generar y tratar de encontrar aspectos positivos que nos hagan confiar en que pronto volveremos a abrazarnos “de pie” en eso a lo que un día llamaron conciertos.

Mil gracias,

Julián Galindo

Socio del Departamento de Arte, Ocio y Deporte 

CARRILLO 

Sobre El Autor

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.