Diego Santamaría

Sonorama Ribera: el gran ejemplo de responsabilidad ante la pandemia

La vigésimo tercera edición de Sonorama Ribera cierra sus puertas con 5.000 personas disfrutando de la mejor música desde sus asientos y con la organización celebrando y agradeciendo la acogida y el ejemplar comportamiento de asistentes, artistas y trabajadores.

El festival

Sin música este año en las calles, 19 artistas han pasado por el único escenario de esta edición, que apostó por la variedad de estilos durante los tres días de festival.

Este año se ha reforzado la seguridad para garantizar el control del numeroso público y asegurarse que se cumplen las estrictas normas sanitarias impuestas.

Todas las bandas y artistas se han adaptado perfectamente a la situación aunque se tratara de una edición tocada por la pandemia. Actuaron con el público sentado y sin las 30 mil personas que normalmente asisten al festival.

Sin embargo, Sonorama ha logrado en su 23 edición que se roce el tope de aforo, fijado en 5.000 personas.

A causa de la situación sanitaria, los asistentes no han podido disfrutar de los ya emblemáticos conciertos y sesiones de DJ que en otras ediciones han protagonizado el ambiente arandino a lo largo del día.

Javi Ajenjo, director del festival, ha manifestado que se han tenido que reiventar rápidamente a causa de la situación actual: «Lo más fácil hubiera sido no hacerlo, pero nuestra obligación por el compromiso que tenemos con nuestra tierra y con nuestro festival era todo lo contrario, tomamos la decisión de seguir adelante.»

El director destaca: «La colaboración con las fuerzas de seguridad ha sido fundamental para el festival y ha cambiado absolutamente la forma de colaborar con equipo con ellos.»

Y añade «Respecto a las cifras, estamos muy satisfechos por que el sábado alcanzamos las 5.000 personas de máximo que teníamos permitido. Vamos a seguir trabajando de esta forma».

El Cartel

Cala Vento, El Kanka, Los Zigarros, Nach, Sidonie y Viva Suecia fueron los encargados de abrir el festival el día 12 de agosto.

Uno de los conciertos que pasará al recuerdo de esta atípica edición de 2021, igual que en la de 2019, fue el de Carlos Tarque, será el de Delaporte que se celebró el viernes 13.

El mismo día subieron al escenario Amaral, Anni B Sweet, Arde Bogotá, Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, León Benavente, María de Juan y Queralt Lahoz.

El sábado se llevaron a cabo las actuaciones de Comandante Twin, Ginebras, Jack Bisonte, La Habitación Roja, La La Love You, Lucía Tacheti, Varry Brava y Vetusta Morla.

Compromiso con la despoblación de la España rural

Sonorama Ribera ha demostrado su compromiso con la ciudadania de la localidad burgalesa de Aranda de Duero, pidiendo la reapertura y potenciación del Ferrocarril Madrid-Aranda-Burgos.

El festival este año continúa persiguiendo su objetivo de luchar en contra la despoblación y la apuesta por terminar con la España Vaciada en el mundo rural.

Además, también lo hacen apoyando las comunicaciones en el medio rural, entendiendo el transporte como motor de la cultura, el turismo, la economía y el desarrollo.

Todo ello en un momento en el que Aranda de Duero lleva más de diez años sin servicio ferroviario hacia Madrid. Circunstancia que no sólo afecta a esta comarca burgalesa

Desde sus inicios, Sonorama ha dejado constancia de su firme apuesta por su tierra. Los organizadores quieren poner Aranda de Duero y su comarca en el mapa de los lugares que merecen la pena ser visitados.