La primera novela de Marc Ros, El regreso de Abba, inspiró al vocalista de Sidonie para componer el nuevo álbum de estudio del grupo catalán, que nació de un fuerte impulso inspirador y luego se convirtió en otra víctima del parón de la COVID-19, como cuentan a Apmusicales sus tres responsables.

PREGUNTA: ¿Podemos hablar de este como un disco conceptual, aunque solo sea por la atmósfera estival que lo rodea?
SIDONIE (MARC ROS): Sí, es un disco de final de verano. En el tema Ragatón canto: “Hay un silencio de casas de veraneo cerradas”. Esa es una sensación bonita, porque tienes el Ampurdán para ti solo, pero significa que hay otro verano que ha terminado y que no volverá. Esa sensación de nostalgia y de pérdida es la que recorre el disco.

PREGUNTA: En un disco aparentemente tan personal como este, que nace de una escritura tan íntima, ¿cómo se incorpora el 66 por ciento restante de Sidonie?
SIDONIE (AXEL PI): Todo lo que hace, siente o crea uno de forma personal e íntima, lo vivimos como si fuese parte de los demás, primero porque nos queremos y deseamos la felicidad del otro. Tenemos esta habilidad de hacer nuestro todo lo que cada uno hace y por eso vemos tan increíble lo que ha pasado con este disco. Hemos sufrido viendo a Marc sufrir al escribir todo lo que ha escrito y le hemos acompañado hasta el momento en que pudiera ser compartido para convertirlo en lo que es ahora.

PREGUNTA: ¿Es responsabilidad vuestra los distintos y nuevos colores que presentan las canciones? ¿Cómo surgieron por ejemplo esos sonidos latinos de Mi guerra?
SIDONIE (JESÚS SENRA): En el impás de las vacaciones que nos tomamos yo estaba escuchando música peruana y colombiana hecha en los años 60, como un beat con la tradición de esos países. Lo puse en común con ellos, que molaría introducir esos sonidos que habían formado parte de nuestra educación musical, pero con los que nunca habíamos jugado. Eso se acentuó al ir a tocar a Medellín y volvimos con una idea muy clara de introducirlo en la música.

“Hemos sufrido viendo a Marc sufrir al escribir todo lo que ha escrito”

PREGUNTA: Está presente el reguetón, mezclado con música india, por ejemplo. ¿Lo urbano también ha tenido alguna incidencia en vosotros?
SIDONIE (MARC ROS): Muchas veces he intentado hacer un rap en casa y es ridículo, da mucha vergüenza, pero en Mi vida es la música hay un poco de ‘spoken word’, muy de los 80.

PREGUNTA: En canciones como esa es cuando más claramente brota la voz de Marc Ros. ¿No es así?
SIDONIE (MARC ROS): Esa frase, “Mi vida es la música”, se la cogí al personaje protagonista para hacer una canción en la que yo tomé la voz para reinvidicarme como “bravo y sexy”, porque a veces necesito decirme también esas cosas.

PREGUNTA: ¿Y por qué juntaros en ella con Delaporte?
SIDONIE (MARC ROS): Porque es una canción para compartir, para cantarla acompañado y, si puede ser con un grupo más joven, mejor.

PREGUNTA: Hablando de colaboraciones, por ahí está una vez más también Miri Ros, la hermana de Marc. ¿Es una muestra más del carácter personal de este disco?
SIDONIE (AXEL PI): Miri es la cantante que más veces ha colaborado en nuestros discos, ya en Fascinado, y lo seguirá haciendo, porque su voz empasta muy bien con la de Marc. Cuando hicimos la versión de Gracias a la vida, de Violeta Parra, quisimos escuchar al chorreo de conexiones magníficas que hay en este álbum y que participara.

PREGUNTA: ¿En qué punto os ha pillado el coronavirus, con fuelle suficiente para aguantar unos meses de parón, barajando alternativas?
SIDONIE (MARC ROS): Al final somos una empresa y hay familias que dependen de la empresa de Sidonie, viendo cómo podemos tirar. La gira previa nos fue bien, pero no nos va a durar eternamente y no podemos estar haciendo directos en Instagram tocando yo solo la guitarra, aparte de gratis.

” La gira previa nos fue bien, pero no nos va a durar eternamente”

PREGUNTA: Sidonie se prodigó poco con ese formato tan popular durante el confinamiento. ¿Por qué?
SIDONIE (MARC ROS): Solo lo he hecho una vez y creo que es algo que hicimos bien, fuimos precavidos decidiendo cuáles serían nuestras apariciones. Aquella en concreto estaba plenamente justificada y nos vieron 15.000 personas.

PREGUNTA: ¿No compartís el formato de los directos caseros?
SIDONIE (MARC ROS): Me parece bien que la gente se prodigue lo que quiera, pero Sidonie quiere ofrecer otras cosas, no yo cocinando un plato de espaguetis. No nos van a ver con una sudadera en un Instagram Live sin saber qué decir y no me voy a ponerme a tocar la guitarra porque sí. Siempre todo debidamente justificado, arreglado y perfumado.

“Vamos a modificar hasta donde podamos nuestro formato para llegar a las ciudades, charlar, tocar y pinchar si hace falta”

PREGUNTA: ¿Qué opinión os merecen los conciertos en ‘streaming’ pagado?
SIDONIE (JES SENRA): Dada la situación actual, que sea de esta manera me parece bien. Prefiero obviamente estar con la gente, yo y cualquier músico, pero si esta es la única manera de hacer música, está muy bien cualquier nueva forma de comunicarla.

PREGUNTA: El primer sencillo se editó a la par que la novela en abril. Ha pasado mucho tiempo. ¿Os planteasteis retrasar todo su lanzamiento a un momento mejor para explotarlo en directo?
SIDONIE (AXEL PI): Cuando el grupo estaba a punto de estrenar Me llamo Abba a mediados de abril, en una conversación vital con la agencia de managament y la discográfica, planteamos pararlo todo hasta que supiéramos cómo iban a venir las cosas, en unas condiciones en las que todo fuese más rodado para salir de gira. Es una decisión que han tomado muchos grupos.

PREGUNTA: ¿Y qué pasó?
SIDONIE (AXEL PI): Nuestro equipo nos dijo que el público necesitaba escuchar esa canción, que necesitaba bailarla y recibir su alegría y la energía. Eso nos dio el empujón para creer en ello.

PREGUNTA: Así las cosas, ¿qué pasará ahora con la vida en directo de este álbum?
SIDONIE (AXEL PI): No te imaginas lo difícil que ha sido dilatar el proceso de lanzamiento sin perder el mensaje de que todo tiene que ver con la novela y que iba a explosionar con un disco que no sabíamos cuándo iba a publicarse. Esa actitud de ‘palante, palante, palante’ y de mantener la conexión revela que no hay quien nos pare. Creemos que si seguimos luchando para dar lo que tenemos, habrá alguien esperando para recibirlo.

PREGUNTA: ¿Habrá entonces gira?
SIDONIE (AXEL PI): No sabemos qué conciertos podremos dar, pero aseguramos que con ese mismo esfuerzo y la misma ilusión que hemos mantenido este verano, seguiremos. Vamos a modificar hasta donde podamos nuestro formato para llegar a las ciudades, charlar, tocar y pincharlo si hace falta. Por eso dentro de poco anunciaremos una gira y cuando se puedan hacer otras cosas, lucharemos por hacerlas realidad.

A la espera de su gira, Sidonie tiene previstas dos citas en su calendario como parte del Gracias a la Vida Tour: el 17 de octubre en Juneda y el 14 de noviembre en Bilbao, en la sala BBK.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.