La sala de conciertos y discoteca Razzmatazz de Barcelona se ha adherido al Protocolo de seguridad contra las violencias sexuales en entornos de ocio, impulsado por el Departamento de Interior. Alrededor de un centenar de trabajadores de la sala contarán con una formación específica. Ésta se basará en la sensibilización del personal para detectar casos de violencia machista, atender a las personas que lo sufran y actuar ante los posibles autores. 

Además de Razzmatazz, otras entidades se han adherido al Protocolo contra las violencias sexuales en el último mes. Fundació Assistència i Gestió Integral, Grupo Barna Porters y Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC), también formarán a sus trabajadores para poder evitar y saber como actuar en el caso de que se produzca un caso. En el caso de los FGC, es también importante la realización de una formación a los trabajadores ya que es uno de los lugares donde más violencia sexual se produce, por detrás de los lugares de ocio y los espacios públicos. 

Razzmatazz ya estaba adherida, desde 2018, al protocolo No Callem del Ayuntamiento de Barcelona, el cual también se basa también en trabajar para que no sucedan casos de violencia sexual y machista en espacios de ocio. Este proyecto también hace hincapié en la formación de los trabajadores contra las violencias sexuales y machistas y en eliminar criterios sexistas en los locales, como los descuentos solo para las mujeres. No Callem cuenta ya con 40 salas y festivales de Barcelona sumados a su causa.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.