Prensa del día: Aragón, Andalucía, Guadalajara e industria

Te ofrecemos una selección de cuatro de las noticias más relevantes para la industria musical que se han publicado en los últimos días en los medios de comunicación nacionales. Hoy los temas son: ¿Habrá festivales este verano en Aragón pese al coronavirus?, el sector de espectáculos y eventos toca fondo en Andalucía, la Sala Óxido combate la crisis con conciertos aunque haya que aplazarlos y experto aboga por capturar el valor de la música grabada para evitar brechas en ingresos.


¿Habrá festivales este verano en Aragón pese al coronavirus?

Los organizadores de los principales festivales aragoneses esperarán unas semanas para anunciar su decisión, pero ya están trabajando en alternativas por si se deben suspender. La mayoría opta por mantener la prudencia y seguir los requerimientos de las autoridades. Toda la información en Heraldo.

El sector de espectáculos y eventos toca fondo en Andalucía

Alerta Roja advierte de que el 40% del sector de espectáculos y eventos en Andalucía no ha accedido a ningún tipo de ayuda y la facturación ha caído un 100% desde marzo. La noticia completa en Andalucía Información.

La Sala Óxido combate la crisis con conciertos aunque haya que aplazarlos

La Sala Óxido de Guadalajara sigue programando conciertos pese a que la crisis sanitaria del coronavirus y las medidas restrictivas que se derivadan de la misma obliguen a aplazarlos. «La idea es seguir siempre y cuando la pandemia lo permita», explica el responsable de la sala, Dani Pérez, en declaraciones a Europa Press que recoge CLM24.

Experto aboga por capturar el valor de la música grabada para evitar brechas en ingresos

El experto de UNIR, Victoriano Darias, explica en 20 Minutos que el efecto de la pandemia en la industria de la música está cambiando «completamente» la fotografía del sector musical ya que la situación actual está «desplomando los ingresos por música en vivo», por lo que considera que es el momento «de darnos cuenta del valor de la música grabada» cuyo consumo «es abrumador y no ha cesado» pero que, quizás, ha podido pasar más desapercibido -desde el punto de vista de los ingresos- en los últimos años.