Todos queremos llegar a buen puerto. A los puertos se puede llegar de dos maneras: por tierra o por mar. Por tierra solo podrás llegar a los puertos del continente en el que estas.

Si quieres llegar realmente lejos no tienes mas remedio que hacerte a la mar. Y en el mar no hay caminos trazados como en tierra. En el mar hay rumbos que se van trazando en funcion del viento y las olas del momento. Y al mismo puerto se puede llegar por muchos rumbos distintos. No busques caminos.

Busca tu Norte y traza tu propio rumbo. Los buenos navegantes siempre llegan a buen puerto, independientemente del rumbo exacto que les haya llevado hasta alli.

Anda, ve y navega!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.