Músicos por una causa

Los cimientos de la vieja Europa se agrietan en una semana marcada por dos acontecimientos sociales y políticos que pueden modificar sus fronteras más pronto que tarde. Este jueves, Catalunya celebra su diada nacional en un año marcado por la conmemoración de los 300 años del final de la Guerra de Sucesión y la promulgación del Decreto de Nueva Planta, que acabó con la soberanía catalana, y por la celebración –o no- del referéndum del 9 de noviembre que pone en cuestión el vínculo de la nación con España.

De resolución más inmediata es el caso de Escocia, que sacará las urnas el próximo jueves 18 de septiembre para decidir si se independiza del Reino Unido con una previsión de resultados cada vez más incierta.

Si bien Europa está más que habituada a los movimientos de fronteras, el posicionamiento de personajes mediáticos se ha convertido en una nueva arma para la captación de adeptos a cada causa. Y entre los que se mojan se encuentran un buen puñado de músicos, dispuestos a enchufar sus amplificadores para profundizar en las grietas abiertas o rescatar sus temas más conciliadores para convencer al resto que lo mejor es dejarlo todo como está.

Better Together
Este ha sido el lema escogido por los partidarios de mantener a Escocia en el Reino Unido. Un lema que han subscrito estrellas de primer orden mundial, como los ingleses David Bowie o Paul McCartney. También encontramos partidarios del ‘no’ a la independencia entre los escoceses. La líder de Texas, Sharleen Spiteri, ha declarado que ella es “escocesa, pero me siento parte del Reino Unido”, y ha manifestado su deseo de que el territorio nunca opte por la independencia. “Amo Escocia, pero odio el modo en que los nacionalistas creen que poseen el lugar”. En este mismo sentido se ha posicionado el líder de Primal Scream, Bobby Gillespie.

#VoteYes
Si los nombres del ‘no’ son de primer orden, los apoyos al ‘sí’ no se quedan atrás. Edimburgo acogerá el día 14 el festival en apoyo a la independencia ‘A night for Scotland’, y los cabezas de cartel podrían liderar cualquier cita musical de primer orden. Franz Ferdinand y Mogwai. La participación de los primeros creó cierta sorpresa, mientras que los de Stuart Braithwaite ya habían mostrado su apoyo a causas independentistas en la última edición del Primavera Sound, donde tocaron con una estelada decorando el escenario durante todo el concierto.

Las lista de músicos escoceses que se han posicionado sobre la cuestión es larga e incluye a miembros de bandas emblemáticas como Glasvegas o Belle & Sebastian. Como siempre, algunos son más claros en sus opiniones que otros.IMG_8902

No a la independencia; sí al diálogo
La cuestión catalana también ha derivado en posicionamientos claros, aunque no siempre encontrados. Dentro de los contrarios a la independencia de Catalunya, quizás los más conciliadores han sido los hermanos Múñoz. Los miembros de Estopa dejaron claro en 2012 que, en caso de referéndum, votarían ‘no’, pero aclararon que eran partidarios del diálogo. También se han manifestado en contra el cantante Loquillo y el líder de Jarabe de Palo, Pau Donés, con un mismo argumento: la independencia de Catalunya es una cortina de humo para tapar otros problemas sociales.

Rumba por el sí
Si tuviéramos que medir el apoyo entre los músicos al ‘sí’ a la independencia de Catalunya a través de las actuaciones posteriores a la manifestación de este jueves nos encontraríamos con pocas sorpresas: El Pets, Sanjosex y La Gossa Sorda. Sin embargo, el independentismo catalán hizo una demostración de fuerza el 29 de junio del pasado año con el ‘Concert per la Llibertat’, que reunió en el Camp Nou a 90.000 personas en un espectáculo políticamente muy definido. Entre los artistas participantes, muchos de los esperados –con especial protagonismo de Lluís Llach- y alguna sorpresa, como Paco Ibáñez, que hasta gritó un ‘Visca Catalunya eternament!’, o el canario Pedro Guerra. Más previsible fue la presencia del recientemente fallecido Peret o de Dyango, que en los últimos años se han posicionado claramente a favor de la soberanía de Catalunya.