Músicos británicos se unen para cambiar la legislación sobre el streaming

Un total de 156 artistas británicos, entre ellos Paul McCartney, The Streets, Lily Allen y The Cure, han pedido a través de una carta al Primer Ministro del Reino Unido que se modifique la ley de los servicios de streaming. Este cambio hará que los derechos de autor por la reproducción de canciones en streaming estén en línea con los de la radio.

Los artistas han criticado que la legislación no se ha actualizado con el cambio tecnológico y consecuentemente no disponen de los mismos beneficios que en la radio. Así entonces, el principal objetivo de la misiva, respaldada por el sindicato Musicians’ Union es «devolver el valor de la música a donde pertenece: en manos de los creadores de música. Actualmente la mayoría de los artistas destacados reciben pequeñas fracciones de un centavo de EE.UU. por stream y los músicos de sesión no reciben nada en absoluto«.

Según los firmantes, este cambio legislativo «no le costaría ni un centavo al contribuyente» y además ayudaria a incrementar los fondos para servicios públicos como el sistema sanitario británico. Asimismo, también se ha pedido una investigación sobre el dominio de las compañías musicales y un nuevo regulador «para garantizar el trato legal y justo de los creadores musicales» ya que hay corporaciones multinacionals que ejercen «un poder excesivo«.