Mikel Erentxun: «El directo es mi oficio, más que hacer discos»

«El directo es mi oficio, más que hacer discos», ratifica Mikel Erentxun en una entrevista con Apmusicales tras haber tenido que mantener en suspenso durante un año entero su último álbum, Amigos de guardia, con temas de toda su carrera, también de Duncan Dhu, y con colaboradores como Bunbury, Amaral o Coque Malla.

PREGUNTA: ¿Cuál era el objetivo de este nuevo trabajo?
MIKEL ERENTXUN: Se grabó en 2020 con la idea de celebrar 35 años de carrera desde el primer disco de Duncan Dhu y juntar el repertorio de la banda con el de mis discos en solitario, en directo y, sobre todo, acompañado, que es lo más importante del álbum.

PREGUNTA: ¿Por qué son Amigos de guardia?
MIKEL ERENTXUN: Porque siempre han estado. Solo uno es muy reciente, Amaia Romero, que fue la única que escogí exprofeso para este proyecto y es la única que no pudo elegir canción. Pero de los 8 anticipos, el suyo es el que más éxito ha tenido.

PREGUNTA: Es increíble cómo En algún lugar también se adapta a Santi Balmes como un guante, con ese arranque tan icónico…
MIKEL ERENTXUN: Es la canción más importante de Duncan Dhu, pero cuando la hemos tocado en los últimos 20 años, la simplificábamos mucho y le quitábamos ese inicio tan épico. Cuando fuimos a volver a grabarla para el disco, Ricky Falkner (el productor) nos dijo que si estábamos locos y por eso la hicimos muy similar.

PREGUNTA: ¿Qué importancia tiene la música en vivo al lado de la grabación en tu carrera?
MIKEL ERENTXUN: El directo es mi oficio, más que hacer discos. Fíjate, esto iba a publicarse el año pasado para sacarse en Navidades, porque se nos dijo que para entonces todo sería normal, pero pasó un año entero. Y yo pensaba: ‘¿Qué hago ahora en 2021? En casa no puedo estar’. Así que he compaginado el calentamiento del álbum con 40 conciertos en formato acústico, primero porque es mi trabajo y necesito ganar dinero, también por una cuestión anímica. No puedo encerrarme. Con esos acústicos me he mantenido a flote.

Con los 40 conciertos acústicos me he mantenido a flote

PREGUNTA: ¿Cómo recuerdas ese primer concierto de postconfinamiento que diste a solas y en streaming en la sala BBK de Bilbao?
MIKEL ERENTXUN: Estuve tres meses asomándome a la ventana de Instagram para hacer una canción; cuando me llamaron para hacer lo mismo pero bien y cobrando, me pareció perfecto. Fue un concierto rarísimo, poque fue en un teatro vacío, solo estaban los cuatro cámaras con mascarilla y yo en el escenario en directo.

PREGUNTA: ¿Crees que ese tipo de iniciativas tendrán futuro o las desterraremos por estar vinculadas emocionalmente a los confinamientos?
MIKEL ERENTXUN: Yo creo que estos conciertos a la carta sí tendrán un uso, que han venido para quedarse, pero como una cosa complementaria. Facebook está trabajando mucho en eso, en experiencias inmersivas con unas gafas y conciertos grabados que parece que te plantan en el teatro.

PREGUNTA: ¿El público es un instrumento necesario más, una capa de sonido que hace del concierto una experiencia completa?
MIKEL ERENTXUN: El calor de la gente delante es insustituible. Algunos de esos conciertos que he dado este año han sido muy bonitos, en espacios donde antes nadie iba a tocar, por ejemplo en Galicia una gira por faros o en unas termas romanas en Granada, pero con todo el mundo sentado y con mascarilla. Al final te acostumbras, pero…

Los conciertos a la carta han venido para quedarse

PREGUNTA: ¿Han llegado tarde la relajación de restricciones sobre los conciertos y la cultura en general?
MIKEL ERENTXUN: Lo importante es que llega y que lo hace en el momento en el que se supone que las condiciones de salud lo permiten. Yo ya me hice a la idea de que esta gira empezará en enero, cuando espero que ya habrá aforos normales y sin distancia social, aunque lo de la mascarilla está más en el aire.

PREGUNTA: ¿Es lógico que en un concierto el público permanezca sentado, pero en un centro comercial o ante la barra de un bar se deambule con libertad?
MIKEL ERENTXUN: No tiene lógica. Respeto a los gobiernos, porque saben más que yo, pero sí hay paradojas y la cultura es de los segmentos que más ha sufrido. En el cine en Euskadi por ejemplo aún solo puede ir como el 50 por ciento del aforo y solo pueden sentarse dos personas juntas. Yo no puedo estar con mis hijos. Pero luego está todo el mundo pegado en la terraza de fuera o en el bus que te ha llevado al cine.

En esta gira llevaré la banda más grande que he tenido nunca

PREGUNTA: ¿Y por qué crees que ha sido así?
MIKEL ERENTXUN
: La cultura ha pagado el pato porque es más fácil hacer eso que decir que al bus solo suben 10.

PREGUNTA: ¿Te llevarás contigo a la misma banda que grabó el disco?
MIKEL ERENTXUN:
No puedo, porque varios de ellos están ocupados con otros proyectos, como Ricky Falkner, que es el bajista de Love of Lesbian. Sí me llevo el sector de guitarras y al resto de músicos con los que trabajo normalmente. Lo que voy a recrear es la composición de la banda: dos guitarras, teclados, bajo, batería y yo. Es la banda más grande que he llevado nunca.

PREGUNTA: ¿Habrá invitados durante la gira?
MIKEL ERENTXUN:
No queremos que se convierta en una gira en la que en cada bolo sale un invitado y la gente se queda esperando a ver quién es. Sería irrealizable, pero sí habrá tres eventos especiales, con un carácter distinto, como el de inicio en San Sebastián, el del Sonorama o el de Madrid, que sería el último.

Mikel Erentxun iniciará el 9 de enero su nueva gira del disco Amigos de guardia en San Sebastián.