Artículo de Tomás Fernando Flores, director de radio 3, publicado en el IV Anuario de la Música en Vivo

Es este un tiempo incierto. De dramas en todos los sectores. La crisis económica ha forzado a cambiar muchos hábitos a la gente. Y en ese cambio sale muy mal parada la cultura, especialmente la música. Lo saben bien todos los promotores, mánagers, artistas, técnicos, compañías discográficas, cartelistas,… todo ese entramado de profesionales que alimentan las emociones de los demás.

Hemos visto con vértigo cómo han ido cayendo estructuras creadas con esfuerzo en años de bonanza. Circuitos musicales que nutrían el trabajo de profesionales y permitían vincular el talento creativo con el público. Administraciones públicas de todos los colores y dimensiones que de pronto descubrían que no tienen, o nunca tuvieron, el dinero que gastaban. Cancelaciones y, lo peor, cambio drástico en las líneas de contratación. Las deudas, las miserias, el fin de muchas subvenciones, frente a algunas pasadas desmesuras que fueron moldeando perversos hábitos entre el público, como la gratuidad. Todo esto a la larga se volvería contra la propia música. Y a la vez, la irrupción de Internet y su también “gratis total”, restándole valor. Y la música cuesta. Porque es talento, y ese es el patrimonio de quienes trabajan en ella. La creatividad que habita en los escenarios nos permite compartir emociones o intensificar las íntimas, con la más popular y difundida de las artes.

En Radio 3 sabemos que este es un momento difícil para los profesionales de la música. No olvidamos que somos el escaparate que apoya a la música más creativa. Esa música que no se mueve a golpe de efecto comercial. En pocas palabras, esa música que solo suena en Radio 3. Que resulta ser casi toda. En estos tiempos de crisis, de oscuras penurias económicas y recortes, es cuando más creemos que Radio 3 es una emisora diferente a todas las demás y lo es porque apoyamos la creatividad.

Sabemos que tenemos los mejores y más exigentes oyentes. Que somos, por ello, un medio de referencia. Y apoyamos desde los grupos emergentes al más poderoso de los festivales. Tratamos todos los días con estrellas del pop y con músicos que llegan a la emisora con su primera maqueta. Sabemos del esfuerzo de los artistas, de las energías de los promotores, de las angustias que está provocando la crisis, del empeño de todo el sector por reinventarse. Y en eso estamos, en catolizar esfuerzos. En una de sus giras por España, el líder de Wilco, Jeff Tweedy, dedicó una canción a Radio 3. Y dijo “porque no hay una emisora así en todo el mundo”. Nosotros añadimos, al servicio de la música y de la cultura.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.