Marwan se ríe de quienes rechazan la etiqueta de canción de autor en su último disco, El viejo boxeador, el álbum con el que siempre había soñado, con una producción rica en detalles y combinación de conciencia social y frentes sentimentales. El madrileño, que extraña las noches interminables de Madrid y el momento de iniciar la gira del álbum, charla con Apmusicales.

PREGUNTA: Este disco tendría que haber salido en junio, pero la pandemia lo retrasó hasta ahora. ¿Ha habido algún retoque en este tiempo?
MARWAN: No, tuve las suerte de terminar el disco una semana antes de desatarse la pandemia, a falta solo de las mezclas.

PREGUNTA: Y el encierro, con el trabajo ya hecho, ¿cómo lo has aprovechado?
MARWAN: He visto muchas películas, he leído y también he escrito mucha poesía. En abril pienso publicar un nuevo libro con Planeta.

PREGUNTA: Hablando de la COVID-19 y sus consecuencias, en el álbum hay una canción –La reina del Jager– que ahora resulta casi dolorosa al hablar de esas noches de desfogue en Madrid que se han perdido con el cierre del ocio nocturno.
MARWAN: Sí, esas noches de garitos que se han terminado y que han hecho que Madrid haya dejado de ser la mejor ciudad del mundo para convertirse en una ciudad ramplona. Echamos mucho de menos esas noches, ojalá vuelvan pronto.

PREGUNTA: No es lo único que se ha terminado. ¿Qué ha pasado con la gira del álbum?
MARWAN: Había una gira programada superlarga y superbonita por España y Latinoamérica. Le hemos dado al botón de pausa de momento para buscar las mejores medidas. También estamos esperando indicaciones por parte de las distintas administraciones, que además de restricciones también nos den derechos a los músicos para que no corten por lo sano los conciertos. Estoy a la expectativa de eso.

“Además de restricciones, las administraciones también nos deben derechos a los músicos para que no corten por lo sano los conciertos”

PREGUNTA: ¿Se ha señalado mucho a la cultura como culpable de los rebrotes por parte de las administraciones?
MARWAN: En Murcia sí que hubo una campaña en ese sentido que por suerte se retiró a tiempo. La cultura ha dado muestras de ser ejemplar. Yo he alucinado con las medidas de los cuatro conciertos que he dado este verano. No podíamos meter ni a gente ni a amigos en los camerinos. De lo último que se nos puede culpar es de favorecer la expansión del virus. Hablando con algún político, no ha habido ni un rebrote declarado que haya partido de un concierto.

PREGUNTA: ¿Vas a sumarte a la protesta del 17 de septiembre de todo el sector de los espectáculos?
MARWAN: No solo me sumo a la protesta del día 17 sino que voy a amplificarla todo lo que pueda.

PREGUNTA: Porque la música, como todos los espectáculos que congregan una colectividad, se han visto muy perjudicados por las restricciones sanitarias…
MARWAN: Sí, toda la industria musical en general. La gente y algunos políticos piensan que somos los músicos unos titiriteros que vivimos en chalets. Hay miles de personas en España que viven de esta industria, trabajadores que son montadores, técnicos de luces, personal de las discográficas, quienes programan en las salas, pequeños músicos… Necesitamos ayudas porque las artes escénicas se han visto cortadas de raíz y el invierno va a ser terrible para nosotros.

“Necesitamos ayudas; el invierno va a ser terrible para las artes escénicas”

PREGUNTA: Como una reacción a esas protestas, la pasada semana se anunció que se triplicaban las ayudas extraordinarias al Inaem por la pandemia. ¿Piensas que el gobierno ha logrado paliar un poco la escasa asistencia que se le criticaba?
MARWAN: No sabemos en qué se traduce exactamente hasta que lo veamos en el BOE. Para los músicos hay legislaciones que nunca se han aplicado. Hay que ver hasta qué punto es real o hasta qué punto solo maquillaje. Hay medidas que ya se han aprobado que no se están aplicando bien.

PREGUNTA: Volviendo al disco, en la canción que le da título, El viejo boxeador, ironizas con que parece que la palabra cantautor estigmatiza, que se huye de ella.
MARWAN: Después de un concierto, lo que más me ha dicho en mi vida gente que no había acudido nunca a escuchar a un cantautor es que ‘esta no era su música, pero que habían flipado’. Yo lo que pienso es mucha gente no sabe que le gusta la canción de autor y la poesía.

Marwan tiene previsto ofrecer conciertos en próximas fechas: el 26 de octubre actuará en el Barcelona Arts on Stage en la sala BARTS, el 8 de noviembre en el Teatro Gaztambide de Tudela, el 9 de noviembre en Kubik, de Vitoria, y el 15 de ese mes en la sala Zero de Tarragona. Además, está previsto que también recale en La Riviera de Madrid el 5 de diciembre, entre otras citas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.