Marenostrum Fuengirola

Marenostrum Fuengirola realizará el primer concierto masivo con test de antígenos en Andalucía

El festival hará 3.000 test de antígenos previos a los asistentes al Castlepark, que podrán estar de pie y sin distancia de seguridad.

Marenostrum Fuengirola llevará a cabo el próximo 25 de julio el primer evento de música electrónica masivo en el segundo verano de pandemia, para el que se realizarán 3.000 test de antígenos previos a todos los asistentes. Nina Kraviz, estrella mundial de este género musical, será cabeza del cartel en la primera edición de ‘Castlepark’. Una ‘prueba de estrés’ para el recinto antes de comenzar el calendario de festivales con público de pie y sin distancia social. 

La idea parte de las reuniones entre promotores en el Bizkaya International Music Exposition (BIME), donde Marenostrum y los organizadores de varios de los eventos dentro de este espacio de conciertos veraniego estuvieron presentes. Tras la cita, unieron fuerzas con el despacho de abogados Symphathy for the Lawyer para darle forma y presentarlo ante la Junta de Andalucía

Primer evento en Andalucía con test de antígenos

Será la primera vez que se haga un análisis masivo con test de antígenos a todos los asistentes a un evento musical en esta Comunidad. El Ejecutivo regional ha autorizado previamente este tipo de pruebas para la celebración de citas deportivas como el Andalucia Open en Marbella o la ‘Spartan Race’ en Almería, pero todavía no había precedentes en la región de este tipo de medidas en un evento musical donde se trata de congregar a 3.000 personas bailando al aire libre.

Objetivo: 33% de capacidad del recinto

Esta ‘prueba de estrés’ supone la puesta en marcha del proyecto, donde el objetivo es que se llegue al 33 % de la capacidad del espacio de Marenostrum Fuengirola. En ese momento, un total de 6.000 personas podrán estar sin riesgo de contagio en eventos en los que se habilite la pista de baile. 

Para tal fin, al comprar su entrada los asistentes deberán registrar todos sus datos para un posible rastreo y reservar su cita previa para hacerse el test de antígenos durante el mismo día del concierto. El 25 de julio, en unas instalaciones separadas del espacio donde va a actuar Nina Kraviz, Héctor Oaks y Paco Guillén se realizarán los más de 3.000 tests de antígenos a todos los asistentes. La entrada será vinculada a la prueba mediante la aplicación oficial del festival. Así es cómo se comunicará el resultado antes de llegar al evento. 

En el caso de ser positivo no se irá a las puertas de acceso, si no a un punto habilitado donde se activará el protocolo de prevención. Si es negativo, al llegar a la puerta de acceso, se deberá mostrar el código QR en su móvil. Así la organización sabrá el resultado del test negativo y lo dejará pasar. En ese momento, recibirá una mascarilla FFP2 proporcionada por la organización con un código de colores, se desinfectará las manos, pasará por las alfombras para los pies y podrá acceder. 

Pista de baile separada en tres zonas

La pista de baile, donde van a estar las 3.000 personas, estará separada en tres zonas. Esas áreas se identifican cada una por un color (azul, blanco y negro). En la pista de baile estará prohibido quitarse la mascarilla y, por tanto, no está permitido beber, comer, fumar o cualquier actividad que implique quitarse esta prenda

Las tres zonas de la pista son tres burbujas diferenciadas en las que todos los asistentes tendrán todos los servicios necesarios, sin posibilidad de acceder al resto de áreas que no te permite tu entrada. En cada sector habrá una entrada, aseos que se irán desinfectando durante todo el concierto, comida y bebida, que se deberá tomar en las terrazas habilitadas y no se podrán trasladar a la zona de baile.