Lugares de peregrinaje musical: la ruta del rock en el Lower East Side de Nueva York

El Lower East Side de Manhattan es el barrio donde nacieron, vivieron y tocaron muchos de los grandes artistas del rock, el punk y el glam. Si el destino es Nueva York, hay que aprovechar la ruta del rock para ver en directo algunos de los lugares más emblemáticos en los que se inspiraron grandes bandas de los ’70.

La primera parada obligatoria es el CBGB, el mítico club de punk, rock, hip-hop y new wave que se encuentra en el 315 de Bowery. Bajo las siglas de ‘Country, Bluegrass and blues’, este local escuchó los primeros acordes de bandas legendarias como The Ramones, Blondie o Talking Heads. Además, Andy Warhol era uno de sus clientes habituales. El local cerró en el año 2006 y el último concierto fue a cargo de Patti Smith que recordó todos los artistas que alguna vez subieron al escenario del CBGB.

La ruta también pasa por la antigua residencia de Iggy Pop y el Joey Ramone Place, la calle que en 2001 fue dedicada al líder de The Ramones, quien mantuvo durante toda su vida un vínculo importante con esta zona de Manhattan.

En un paseo de aproximadamente dos horas también se puede visitar el primer apartamento que tuvo Madonna en Nueva York; ‘Trash and Vaudeville’, la tienda de St. Mark’s Place en la que se vestían las estrellas de los años ’70 como The Ramones, Debbie Harry o Blondie; las sedes de las grandes discográficas con las que trabajaron los padres del rock’n’roll y diferentes localizaciones que sirvieron para ilustrar las portadas de sus discos, como el ‘Physical Graffiti’ de Led Zeppelin.

Muchos de los puntos de referencia del Lower East Side han cambiado o se han trasladado, pero aun así, los recuerdos de este barrio siguen inspirando a bandas de Nueva York y del mundo entero.

Lugares de peregrinaje musical fue una serie que APMusicales.com publicó durante el verano de 2014. La recuperamos porque nos parece la mejor manera de ofrecer un viaje a todos aquellos lectores que, a mediados de agosto de 2016, os encontréis en casa por la razón que sea.