Los festivales salen de su recinto

· Conciertos en los barrios, exposiciones, certámenes de bandas emergentes y actividades para niños entre las muchas propuestas con las que los grandes eventos se fusionan con su entorno

Lejos queda la época en que los festivales de música se limitaban a sumar decenas de conciertos en un mismo lugar durante uno o varios días, como una burbuja sin relación con el entorno. En los últimos años se han ramificado muchísimo, con tantas propuestas paralelas dentro y, sobre todo, fuera de su propio recinto, que se han convertido en un universo propio. Vincularse más estrechamente con el territorio donde tienen lugar, acercarse a la población más allá de su público habitual, ofrecer una nueva plataforma de expresión para artistas jóvenes y/o minoritarios, y, cómo no, promocionarse, son los objetivos de esta tendencia en auge. Repasamos algunos de los ejemplos más sonados.

Es de justicia empezar con el Primavera Sound, ya que el festival barcelonés fue el pionero a la hora de saltar las vallas de su recinto. Durante muchos años destacó por los conciertos gratuitos que organizó en el metro de Barcelona, a cargo de bandas locales, para calentar motores en las fechas previas al festival. Este año la apuesta es mucho mas ambiciosa con “Primavera als Barris”, un nuevo ciclo de conciertos, también gratis, en diferentes barrios de Barcelona. Cada jueves entre el 30 de abril y el 21 de mayo, en escenarios de Gracia, El Carmel, Poble Sec y El Clot, actuaran grupos catalanes como Free Fall Band, Coriolà, Joana Serrat o Las Ruinas. “Apostamos por acercar la oferta cultural a las zonas alejadas del centro de la ciudad y hacerlas partícipes de nuestro certamen”, explican desde el festival.

Esta nueva oferta se enmarca dentro de “Primavera a la Ciutat”, un ciclo de actividades que expande el festival por toda Barcelona. La más conocida es la jornada inaugural del Primavera Sound, un concierto de acceso ‘por la cara’ y con grupos de primer nivel. Este año tendrá lugar el miércoles 27 de mayo en el Parc del Forum con los míticos OMD, el componente de The Strokes Albert Hammond Jr, Cinerama y Cristina Rosenvinge, entre otros. Durante la misma semana previa al festival, se organiza ‘Primavera als Clubs’, con conciertos de artistas consagrados y bandas emergentes en diferentes salas de la ciudad. Por último, tenemos ‘Els Vermuts del Primavera al Parc’, que tienen lugar durante los mismos días del festival en el parque de la Ciutadella. Serán conciertos matutinos, al aire libre y dirigidos al público familiar, en los que se mezclarán artistas extranjeros (John Wizard, Mark Eitzel) y estatales.

SonarKids y Minimúsica: la música como un juego de niños
Ser padres e indies o ‘clubbers’ no debe ser incompatible. El festival Sonar fue pionero en acercar la música a los más pequeños con SonarKids, una propuesta de ocio familiar que, desde 2009, tiene lugar en fechas y recintos diferentes a los del festival de música avanzada y arte multimedia. “Sonarkids adapta al discurso familiar la filosofía y el espíritu de Sonar” constatan desde la organización. El objetivo es fomentar la creatividad entre los más pequeños a través de la música y la tecnología, combinando conciertos (en la última edición celebrada en El Port de la Selva, en la Costa Brava, actuaron Pau Riba, el rapero Tremendo o el productor Alizzz, entre otros) y actividades creativas: desde talleres para aprender a ser dj, a una introducción a la producción musical a través del ‘beatbox’, pasando por actividades con el ‘Reactable’ (una mesa con una interfaz azul y diferentes formas geométricas con las que crear sonidos y componer en tiempo real).

Sonar Kids
Sónar Kids 2014

Primavera Sound se sumó a esta tendencia colaborando, junto a otros agentes, en la creación de Minimúsica, que celebró su tercera edición el pasado 12 de abril en la fábrica Fabra y Coats de Barcelona. La filosofía es muy similar a la de SonarKids. “Es un lugar donde descubrir y experimentar las propuestas más innovadoras en entretenimiento y experiencias en familia”, explican los promotores. Albert Pla, Delafé y Las Flores Azules y Marc Parrot protagonizaron algunos de los conciertos, complementados con talleres y juegos creativos. La oferta se completó con lugares para experimentar con ‘apps’ educativas y creativas, rincones dedicados a la gastronomía, a la artesanía, la moda y el deporte para toda la familia.

Bandas emergentes
En los últimos premios Fest, el galardón a las Mejores actividades paralelas fue para el Monkey Week. Se destacó así la importancia de las jornadas profesionales, los talleres, los encuentros y los showcases que han convertido este festival del Puerto de Santa María en un punto de encuentro anual para artistas, público y profesionales de la escena musical independiente. Otra apuesta destacada son los certámenes para grupos emergentes impulsados por los propios festivales, como es el caso de ‘Budweiser Emerge’, una iniciativa del Low Festival de Benidorm. El grupo ganador puede compartir el escenario Budweiser del festival con los mejores grupos del cartel, y gozar de seis días de grabación en un estudio profesional.

Arte y reflexión
Por último, toca destacar la labor del SOS 4.8 Festival de Murcia, que además de un atractivo cartel, este año encabezado por Morrissey, incluye por un lado proyectos artísticos, este año en forma de instalación titulada “The dark side of the party”, comisariada por Iván López Munuera; y por el otro un ciclo de charlas llamado “Voces”, a cargo de nombres como el periodista musical Víctor Lenore, el escritor Patricio Pron, o el locutor de Radio 3 Tomás Fernando Flores. Porque la reflexión, en definitiva, no está reñida con la fiesta.