Libros con ritmo: Disección del negocio musical, a la española

Se han publicado varias obras en todo el mundo en torno a la configuración actual del a menudo proceloso negocio de la música, pero muy pocos en territorio patrio y por parte de alguien que ha formado parte del mismo desde muy diversos ángulos.

Mánager, promotor y productor de conciertos, además de editor y descubridor de bandas españolas (Presuntos Implicados, Efecto Mariposa, Revólver), Vicente Mañó está detrás de Así funciona el negocio de la música. Él pone el acervo, mientras que el compositor y letrista Javier Bori pone la pluma para tejer esta panorámica con un sinfín de datos, curiosidades y experiencias.

Uno de los primeros atractivos llega en las primerísimas páginas, con el prólogo de Miguel Ríos, quien refrenda con su presencia la validez de este manual. «Me produce gran placer que el libro reconozca, como elemento capital, la importancia del artista, sea cantante, músico, compositor o las tres cosas a la vez», destaca en su escrito el granadino, quien continúa escribiendo: «El eslabón más débil de la cadena de un negocio que ha hecho ricos a mucha gente es, paradójicamente, el único actor imprescindible».

Como bien dice Ríos, esta es la perspectiva desde la que está escrito el libro, que puede servir como guía para aquellos que quieran iniciarse en este mundo, que admite numerosos itinerarios posibles y  para el que no existe licenciatura posible, más allá de la propia experiencia. En él recoge, así pues, cuestiones tales como la forma idónea de abordar un contrato discográfico, cómo diferenciarlo de un contrato editorial, el funcionamiento de las radiofórmulas, de la representación de artistas o el de la promoción de eventos…

Ahí aparece citada, por ejemplo, la Asociación de Promotores Musicales (APM), «donde se reúnen alrededor de 50 empresas que representan el 80 por ciento de los conciertos de iniciativa privada que se realizan en España». Quedémonos para terminar con la definición que Maño y Bori sirven para explicar qué es un promotor.

«Promotor, en el ámbito empresarial del negocio de la música, es aquella figura (persona física o empresa) que organiza conciertos; es decir, aquel que por su actividad empresarial contrata artistas y costea toda la infraestructura necesaria para ofrecer espectáculos en diversas localidades o ubicaciones. Es una actividad que lleva implícito el riesgo, ya que se puede ganar o perder en función de los ingresos obtenidos por la venta de entradas».

Así funciona el negocio de la música
Editorial:
Círculo Rojo
Páginas:
192
Precio:
17,10€