Las salas de música en vivo pueden volver a abrir sus puertas. Desde este lunes 23 de noviembre las salas de toda Catalunya, que en su mayoría llevan ocho meses cerradas, podrán volver a acoger espectadores. La Generalitat ha elaborado un calendario de desescalada que incluye la apertura al 50% del aforo de estos locales culturales, aunque con un máximo de 500 espectadores sea cual sea su aforo. 

Los actos culturales serán una excepción en el toque de queda y permitirán romper el confinamiento perimetral de fin de semana. Las entradas serán el salvoconducto para llegar a casa y salir de los límites territoriales establecidos para cada tramo.

La gerente de la Asociación de Salas de Conciertos de Catalunya (ASACC), Carmen Zapata, ha manifestado a la ACN que la medida va “por el buen camino” y tendrá de entrada un efecto “psicológico” positivo para decenas de salas que llevan muchos meses cerradas.

Sin embargo, también ha lamentado en el mismo medio que, tras sondear a sus 85 asociados, las salas que prevén abrir a partir de este lunes no superan el 50%. En Barcelona, ha concretado, solo abrirán “entre 18 y 20” y previsiblemente ninguna de las grandes. Y es que el límite de 500 espectadores por sala hace económicamente inviable su reapertura para muchos espacios de música en directo, que retrasarán su apertura hasta la fase 4, cuando se permitirá un máximo de 1.000 asistentes.

En el segundo tramo de la desescalada, las salas ya podrán acoger un aforo del 70%, aunque igualmente con un aforo máximo de 500 espectadores, una capacidad que no aumentará hasta el tramo 4.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.