Paul Collins The Beat

La prensa del día: músicos de pico y pala

Llevamos unos días insistiendo, pero hay ideas que cuesta derribarlas. La música, y el rock en particular, no es solo un arte hecho por adolescentes, sino todo un trabajo y un negocio. No es solo cosa de esos cuatro descarriados que escogieron el camino desviado, sino de personas que se levantan cada mañana y hacen lo que hacen para ganarse la vida. Es el caso del guitarrista y líder de The Beat Paul Collins, quien tras cuatro décadas sobre los escenarios, afirma en una entrevista: “Mientras pueda seguir haciéndolo, no pienso cambiarlo. Es mi oficio. Solo soy un obrero más». Escribe Alberto G. Palomo

Lee la entrevista completa en El País

En el panorama nacional, ya les gustaría a muchos poder decir lo mismo que Collins. Ahora que ha llegado el verano, y que los festivales se reproducen como setas por todo el territorio peninsular, la periodista Lucía Lijtmaer ha hablado con un variado elenco de artistas españoles y les ha preguntado cómo es su trabajo y cuáles son sus condiciones laborales.

Lee el texto completo en El Español

A través las voces de los músicos, recorremos contratiempos, injusticias y riesgos innecesarios, pero todavía hay más: el polémico menosprecio a la propiedad intelectual. Por eso, la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, junto a la Liga de Fútbol Profesional, han iniciado la segunda edición del programa ‘Defiende tus derechos’, que llega a 85 colegios para poner en valor a los trabajadores y las industrias creativas y concienciar a los alumnos sobre los peligros de los contenidos ilegales.

Lee la noticia completa en ABC

¿Para qué seguir engañándonos? La música y su gestión son cuestiones de alto voltaje político. Así lo ha admitido en la presentación del Certamen Internacional de Bandas de Música la concejala de Cultura de València y presidenta del comité organizador del evento, Glòria Tello. Según ella, llevar la música a espacios abiertos va “en consonancia con la línea política” del tripartito valenciano formado por Podemos, Compromís y PSOE, porque es una manera de “abrir la música a la ciudad”. Lo cuenta Guillermo Gabarda.

Lee el texto completo en El Mundo