La prensa del día: Guns N’ Roses y LCD Soundsystem, a Coachella 2016

Como se sabía desde varios días atrás, la alineación más celebrada de Guns N’ Roses se reunirá de nuevo en 2016 para actuar como cabezas de cartel de uno de los festivales más importantes del mundo, el estadounidense Coachella, aunque no será el único gran reencuentro. Según ha desvelado la organización, su próxima edición también contará como cabeza de cartel con LCD Soundsystem, que se separó en 2011.

La prensa del día sigue pendiente de los festivales, pero con una mirada más próxima, y así destacan el éxito de la jornada del Actual de Logroño protagonizada por Izal y Xoel López. En una mirada más intemporal, Julián Ruiz se detiene a analizar los vínculos entre Bob Dylan y John Lennon a través de una canción.

· EFE/ABC. Guns N’ Roses y LCD Soundsystem, cabezas de cartel del festival Coachella

«El festival anunció el lunes su cartel para la edición de 2016 en el que también aparecen nombres de artistas como Sufjan Stevens, Ellie Goulding, Ice Cube, Disclosure, Underworld, Sia, Rancid, Beach House, Grimes, M83 o la mexicana Carla Morrison, entre otros, además de otra sorpresa, Calvin Harris».

· Andrés de la Riva/EL PAÍS. Xoel López e Izal brindan la velada más celebrada de Actual

«Considerado el artista nacional del año para los críticos de El País, Xoel ofreció anoche una función espléndida, serena pero con nervio, llena de matices. Acompañado de los seis músicos que le acompañan en la gira ‘Paramales’, Xoel y su banda brindaron ante los 4.200 asistentes citados en el Palacio de los Deportes de La Rioja —la mejor entrada de esta edición— un sonido rockero y repleto de raíces, con retazos de psicodelia guitarrera, ritmos negros y un amplio arco de influencias latinoamericanas».

· Julián Ruiz/EL MUNDO. La extraña amistad de Bob y John

«Para los especialistas, Dylan no tuvo una amistad profunda con John Lennon. Es más, Bob Dylan sólo estuvo seis días en su vida con el genio de los Beatles. Pero en tan escaso tiempo, tan milimetrado, siempre se relacionaron oníricamente, como dos hermanos, como dos genios, con una extraordinaria química. Me contó Paul McCartney que desde un primer momento intimaron, que trataban de retorcer un increíble humor negro del uno al otro».