DeTena Producciones

La prensa del día: El calvario de Manolo Tena

Manolo Tena está de vuelta tras sufrir un calvario con las drogas del que actualmente se encuentra «en recuperación». Lejos de obviarlo, el autor de Tocar madera ha convertido esa experiencia en un impulso creativo y sanador y rinde cuentas por su pecados y aciertos en su primer disco de estudio en siete años, Casualidades, y en un documental brutalmente honesto con voces muy relevantes de la música española.

La prensa del día rescata además el enfado de Daniel Carbonell, más conocido por su vida artística bajo el pseudónimo de Macaco, tras el uso que el PP ha hecho en la campaña electoral catalana de uno de sus temas. Asimismo, algunos medios recuerdan que estos días se celebra en la ciudad que lo vio nacer una nueva edición del que durante años estuvo considerado el coloso de los festivales musicales, el Rock in Rio, aunque esta vez parecen arreciar las críticas a su cartel.

· EFE/ELDIARIO.ES. Manolo Tena: «No dormí en la calle porque mi familia no me dejó»

«‘Me hizo sentir liberado; de mí solo se veía una parte oscura y desagradable, y en todo juicio tiene que haber un fiscal, un juez y un abogado defensor. Este documental trae un poco de equilibrio en esta historia’, justifica su protagonista».

· Macaco/EL PAÍS. Mi música no se ha escrito para ser la banda sonora de discursos políticos

«‘Seguiremos’ es un tema que escribí con vocación de dar aliento a los desfavorecidos. Es una canción que cedí al Hospital San Joan de Deu para que fuera parte de la banda sonora de su lucha por financiar la investigación del cáncer infantil, enormemente lastrada por los recortes en sanidad que ha introducido —uhmmm— casualmente el mismo partido que ahora la utiliza para fines electorales». 

· Germán Aranda/EL MUNDO. Bodas y nostalgia en el parque temático de Rock in Rio

«La reiteración de cabezas de cartel (Metallica estuvo en 2013, Rihanna, Elton John y Katy Perry en 2011) y la poca presencia de nuevas apuestas potentes -Robyn acabó cancelando y Taylor Swift sí tocó en la edición estadounidense- son las principales críticas a un festival que, de todos modos, se ha convertido más en un parque temático que en miel para los melómanos».