La crítica habla: Madonna vence, pero ¿convence?

Madonna llegó anoche a una Barcelona blindada por las fuerzas de seguridad como símbolo de la resistencia contra el terror. Del primero de los dos conciertos que la «ambición rubia» ofrecerá en el Palau Sant Jordi han hablado todas las grandes cabeceras nacionales. Sus críticos musicales coinciden en que el público acabó encantado con el show, pero algunas voces se quejan de que la artista apenas arriesgó. Estos son algunos ejemplos de lo que la crítica ha dicho…

«La elegancia y el buen gusto del espectáculo, basado en una seducción que no se pasa de frenada y no se antoja forzada, fue celebrada incluso con la iconografía torera y flamenca de ‘Living For Love’ y ‘La Isla Bonita’. Tras ellas, ‘Dress You Up’ parecía casi rumbera. Con Madonna, Barcelona fue taurina».

«En el comienzo de su concierto de anoche en el Palau Sant Jordi, el primero de los dos que celebra su gira ‘Rebel Heart Tour’ en Barcelona, apareció encerrada en una jaula, disfrazada de Daenerys Targaryen, encabezando un ejército de bailarines disfrazados de Conan. Era un momento para demostrar fuerza bruta, pero lo más que exhibió Madonna fue una correcta coordinación de sus pasos: se ahorró las cabriolas y sudó menos que otras veces sobre el escenario».

«Este ‘show’, que se repite esta noche, no trae innovaciones de fondo, aunque, después de ver, estas últimas temporadas, en el mismo Sant Jordi, recreaciones de su canon de espectáculo a cargo de Lady Gaga, Miley Cyrus, Katy Perry o Ariana Grande, fue apetecible regresar a la versión original. Una Madonna acrobática, deslenguada y mestiza, apegada a sus grandes temas, el sexo, la religión y la mística del escándalo. Que basa su repertorio en el presente, pese a los altibajos de ese material, y viaja luego, sin apenas recalar en etapas intermedias (…), a sus ‘hits’ más lejanos, de los 80″.