El gerente del Estadio de La Cartuja, Manuel Zafra, ha cuestionado que la ciudad andaluza necesite el macrocomplejo Sevilla Park, impulsado por promotores deportivos y musicales, y que entre otras cosas proyecta edificar el pabellón más grande de Europa. “Todo lo que sea sumar me parece bien, pero habrá que ver a qué coste”, ha apuntado Zafra, que ha recordado que La Cartuja planteó en su momento la habilitación de una estructura efímera para condicionar sus instalaciones de tal modo que, cuando hiciera falta, pudiesen servir como pabellón.

El Sevilla Park se ubicará en el puerto hispalense, cerca de las Delícias, y está previsto que se mpiece a construir a lo largo del 2015. De hecho, la Junta de Gobierno local ha limitado al mes de agosto el período para presentar alegaciones al proyecto, algo que han criticado los que se oponen al proyecto. Los contrarios al complejo denuncian que éste incumple la Ley de Puertos del Estado y avisan que los nuevos usos que se quieren dar al espacio no están suficientemente justificados.

El promotor de la inciativa es un conglomerado que aglutina a granes promotores como Octagon), Live Nation, Last Tour y RLM. Ellos son quienes tendrán que desembolsar los hasta 200 millones de euros que costará que el Sevilla Park sea una realidad. 

A parte del palacio multiusos más grande del continente, con aforo para 21.000 personas, el proyecto también incluye un centro comercial que triplica el tamaño del Nervión Plaza y que será el más grande de Andalucía, y un puerto para cruceristas.

Zafra niega que la ciudad necesite un complejo de este calibre, pero admite que es legítima porque es una iniciativa privada que no requiere un despilfarro de dinero público. En cualquier caso, espera que si finalmente sale a la luz actúe como un polo de atracción para dinamizar la economía de la zona, muy castigada por el paro. Y es que los ideólogos del Sevilla Park han calculado que el complejo supondría la creación de 2.500 puestos de trabajo y tendría un impacto de 35 millones de euros en la ciudad.

“La cuestión será ver qué voluntad hay de suma en cada momento. Si hay voluntad de sumar o de decir yo voy por mi cuenta y tu vas por la tuya”, ha resuelto el gerente de La Cartuja.

 

 

Sobre El Autor

Marta Vergoñós

Marta Vergoñós (1989, Sant Feliu de Guíxols) Periodista.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.