Kendrick Lamar – Swimming Pools (Drank)

¿Es Kendrick Lamar la mejor noticia que le ha ocurrido al hip hop en los últimos años? Muchos así lo piensan. Y no dudan en colocarle en la categoría de los más grandes del género, aun con el riesgo de iniciar una discusión bizantina e inacabable. El rapero de Los Angeles convenció a propios y a extraños con ‘Good kid, m.A.A.d city’ (2012), un álbum conceptual de gran peso autobiográfico que resigue tema a tema la vida de un adolescente en el conflictivo barrio angelino de Compton. Con ese disco, Lamar se reveló como un letrista de excepción -cronista apegado a la realidad y a la vez poético de la vida del afroamericano en los barrios más desfavorecidos- y como un rapero tremendamente dotado; ojo a los cambios en su tono de voz para interpretar a diversos personajes en una misa canción. Un buen ejemplo es este ‘Swimming Pools (Drank)’, uno de los singles del álbum, donde Lamar reflexiona –sin excesos pedagógicos ni moralinas- sobre el impacto de los excesos con el alcohol en la vida del protagonista del disco. Escogemos este tema de hace dos años en lugar de su nuevo single recién salido del horno, ‘I’, que, la verdad, ha decepcionado un poquito.

Recomendado si – fuiste a dormir sobrio. Como canción despertador en un día de resaca, mejor descartarla
Mardiar con – otros clásicos del hip hop salidos del mismo barrio de Compton, como Dr. Dre o Ice Cube

Sobre El Autor

Vern Bueno

Vern Bueno (Barcelona, 1982). Periodista. Redactor del Anuario de la Asociación de Promotores Musicales. Anteriormente, corresponsal y cronista de conciertos en Agencia EFE.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.