La Bien Querida ficha por Artica y anuncia nuevo disco

«Adelantar un nuevo disco de La Bien Querida, además de una gran noticia, es todo un desafío», dice la nota de prensa de Artica, que acaba de incorporar a la artista en su familia. La Bien Querida, nombre artístico de Ana Fernández-Villaverde, acaba de anunciar Fuego, su nuevo disco, que saldrá a la venta el 6 de octubre y del que ya se han desvelado dos canciones, que son solo una pequeña demostración del momento de plenitud creativa en el que se encuentra.

Ella misma lo explica así: “La melancolía que desprenden mis canciones siempre tiene una cara positiva que me ha permitido tirar fuerte de la vida y en este disco más que en ninguno se vislumbra ese lado positivo. Es un disco que habla mucho del deseo que reivindica la vida, el placer, la autorrealización, la libertad. El proceso de vivir establecido por el deseo. Un deseo que no es oscuro ni confuso sino luminoso y claro”.

El punto castizo y descarado de Romancero, la fusión latina y tropical de Fiesta, la contundencia electrónica de Ceremonia y la oscuridad afligida de Premeditación, Nocturnidad y Alevosía se unen en Fuego para presentar a una artista en su momento cumbre.

El primer single contiene dos canciones. La primera, ‘7 Días Juntos’, es la narración de una historia de amor ardiente y breve, desencontrada y placentera, entre la cumbia y el dub, a golpe de sintetizador y de neones de restaurante chino (como el que aparece en el video-clip de Juanma Carrillo). En la canción se pueden encontrar ecos de Stromae Hot Latin Dub y cuenta con la colaboración especial de Joan Miquel Oliver cantando los versos traducidos de su canción ‘Dins un avió de paper’. Encaja a la perfección. Lo llaman magia. O genialidad, pero es la consecuencia directa de una producción acertada gracias a las ideas alocadas que deambulan por la cabeza de David Rodríguez (líder de las bandas Beef y La Estrella de David), productor y también cabeza pensante del proyecto.

‘Dinamita’, el segundo tema, ofrece la otra cara de una moneda con múltiples lados. Melancolía, elegancia, algo del espíritu crooner de Scott Walker y Dusty Springfield, sobriedad y lirismo gracias a las cuerdas de Jordi Montero y al bajo de Laura Antolín, de Doble Pletina. Emoción a flor de piel.

Todavía queda mucho por descubrir: un dueto con J de Los Planetas en clave de rumba; conexiones con Lucio Battisti, OMD y Lana del Rey. El álbum es un tratado vital sobre los deseos inconfesables, las pasiones irracionales, todas esas cosas que a veces se escurren entre los recovecos de la moral popular, pero que están llenas de vida y libertad.