Kiko Veneno: "Solo pido que no me ofrezcan cachés de miseria"

“Solo pido que no me ofrezcan cachés de miseria”, dice Kiko Veneno al preguntarle Apmusicales en entrevista qué le influye a estas alturas de carrera al organizar una gira como la que emprenderá en unos días con su nuevo disco, Hambre, en el que reivindica las ganas de seguir creando.

PREGUNTA: En los Premios de la Música Independiente 2020, ibas a recoger un premio a toda tu carrera y te llevaste además el de mejor álbum por Sombrero Roto. ¿Le das a importancia a cosas así, cuando otros artistas a estas alturas de carrera entran en cierta atonía?
KIKO VENENO: Sienta maravillosamente bien, porque siempre es agradable que te reconozcan tu trabajo. De hecho, esto consiste básicamente en eso, en que el público reconozca lo que haces.

PREGUNTA: En esos premios, por cierto, dijiste que tenías la casa “empeñada” para poder seguir haciendo música. ¿Era una broma?
KIKO VENENO: Sí, sí. Yo triunfé con el cantecito, gané dinero y me compré mi casa. Eso es lo que tengo.

PREGUNTA: Has dicho que este álbum, Hambre, es en alguna medida una continuidad de aquel. ¿Tuvo alguna influencia el confinamiento?
KIKO VENENO: Tuvo que ver porque pude dedicar tres meses de abril a junio de manera muy concentrada, ya que no se podía hacer otra cosa. Yo soy bastante lento y a menudo cuesta mucho sacar las canciones. A veces ni se consigue, buscando aquello que tenga una cualidad sonora que lo diferencie.

PREGUNTA: ¿De qué habla Hambre?
KIKO VENENO: No es un disco conceptual, pero se refiere a las ganas, a la emoción y al ansia de querer hacer cosas.

PREGUNTA: ¿Y tú cómo haces para no perder el hambre y no caer en la autocomplacencia?
KIKO VENENO: Esta es una profesión maravillosa, aprovechémosla. No hay muchos sectores en la sociedad en que podamos expresar ese humanismo. Para mí el arte es un elemento importante para mandar un mensaje de conciliación, que es lo que es el arte, comunicación.

PREGUNTA: La cultura en general fue muy importante para alimentarnos intelectualmente durante el confinamiento. ¿Crees que ahora la gente le da otro valor o sigue siendo el postre de la sociedad?
KIKO VENENO: Bastante gente sí, pero el lastre que arrastramos de nuestros hábitos de consumo y de nuestra ignorancia en asuntos sociales y políticos hace que hayamos renunciado a entender esa complejidad. En esa postura es difícil avanzar, pero creo que hemos tenido ocasión durante el confinamiento de reflexionar y de darnos cuenta de muchas cosas.

“A las administraciones les da como vergüenza que la cultura sea un 4 por ciento de la actividad económica”

PREGUNTA: ¿Qué opinas de la gestión de las administraciones respecto a la cultura? ¿Estás satisfecho?
KIKO VENENO: No, la gestión de las administraciones en España siempre ha sido muy deficiente. Les da como vergüenza que la cultura sea un 4 por ciento de la actividad económica. Y en un mundo de falsas verdades, tan urgente e intransigente, es difícil de llevar así un mensaje de serenidad, tranquilidad y conciliación.

PREGUNTA: ¿Te aíslas de los medios para hacer tu trabajo?
KIKO VENENO: Tengo un legítimo recelo hacia los medios como difundidores de los encontronazos y barbarie que desune, por apostar por la peor parte de la humanidad, dividir y echar siempre la culpa fuera. Hay mucha falta de libertad. Se ve que los periodistas no pueden decir lo que quieren y establecer las conexiones, esas conclusiones que faltan, que no se pueden hacer porque los medios están en manos de la gente que causa estas barbaridades.

PREGUNTA: ¿Cómo has planteado este próximo “tour”?
KIKO VENENO: Lo haré con grupo. Estaba ahora mismo intentando organizar los ensayos, porque es muy importante obtener los sonidos. En el álbum hay solo dos canciones con batería, las demás tiran de ordenador. Pero en directo sí la añado, y el bajo también, y eso hace que quede muy reforzado rítmicamente sobre la máquina, con un tío cabalgando por encima, matizándola.

“Muchos empresarios se están caracterizando por una gran racanería y bajando cachés aprovechando la situación”

PREGUNTA: Después de tantas giras a la espalda, ¿a qué le das importancia a la hora de organizar otra?
KIKO VENENO: Que me llame la gente y me quiera pagar dinero. En mis giras solo pido que no me ofrezcan unos cachés de miseria. Muchos empresarios se están caracterizando por una gran racanería y bajando cachés aprovechando la situación.

PREGUNTA: Entiendo que no lo ves justificado…
KIKO VENENO: Cada cual entiende su negocio como le da. Yo también soy empresario y soy partidario de no tener que empeñar la casa, es decir, de no gastarte lo que no tienes, pero de lo que obtienes, lo propio es repartirlo, porque eso te va a dar salud, te va a permitir reforzar el equipo. Si la forma más barata es conseguir pagar menos para meter más dinero en paraísos fiscales…

PREGUNTA: ¿Tú recuerdas el concierto que te hizo soñar con ser músico?
KIKO VENENO: No, no soy como Santiago Auserón, que me contaba que cuando estaba en la feria de Villanueva de los Castillejos (Huelva) él se subió al escenario y se dio cuenta de que era su vida. Yo no, era muy vergonzoso de joven, pero sí tenía la seguridad de que haría algo artístico.

Kiko Veneno inicia la gira de Hambre el 26 de junio en Vinarós (Castellón) y pasará después por lugares como Oviedo (3 de julio), Málaga (9 de julio), la localidad barcelonesa de Sant Adrià de Besós (15 de julio), en Murcia por Cartagena (17 de julio), y en Madrid por Fuenlabrada (24 de julio).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.