Dejavu Foto

José Manuel Piñero (Low Festival): “No mezclamos público, sino que crecemos con él”

Foto José Manuel Piñero_Low Cost En solo cinco ediciones, el Low Festival se ha consolidado como una de las propuestas más frescas y mejor valoradas de la temporada de festivales de verano. Las 75.000 personas que acogió el año pasado le situaron entre las citas con más éxito de 2013 y este año aspira a dar un paso más, con mayor oferta de bandas y espacio. José Manuel Piñero, director de Producciones Baltimore y del Low, analiza el crecimiento del festival y habla de su futuro.

¿Cuál es la clave para que un festival se cuele entre los más importantes del país en solo seis ediciones?
Creo que la clave es que diseñamos una propuesta pensada desde la óptica del público. Hemos creado el festival al que nos gustaría ir y creo que así es como hemos llegado a captar audiencia. Trabajamos con un modelo sostenible y cómodo, y ofrecemos un cartel en el que las bandas nacionales tienen un peso muy importante y al que incorporamos propuestas internacionales de primer orden como Suede, Portishead o Massive Attack. Al final, si crecemos es porque a la gente le gusta y repite. Y también porque la organización, promotores y patrocinadores nos dejamos el alma en un trabajo que es muy vocacional.

Comentas que la gente repite. ¿También recomienda?
Sí. En cada edición hacemos encuestas entre el público y el 97% de los espectadores dicen que repetirían, por lo que nos hace pensar que lo comentan entre sus amistades. La gente se lo pasa bien y está relajada. Tenemos 30.000 metros de césped y este año hemos crecido en espacio manteniendo el aforo. El crecimiento no debe ser solo de público, sino también de calidad.

El festival empezó reivindicando un modelo low cost que va perdiendo protagonismo. ¿Por qué este abandono del concepto inical?
Creemos que es un concepto que se ha ido vulgarizando y que ya no corresponde a su significado original. La primera idea era democratizar el acceso a los festivales manteniendo unos estándares de calidad altos. Ahora, el low cost se relaciona con la falta de calidad y no nos interesa a nosotros ni a las marcas.

De todos modos, mantenéis unos precios bastante asumibles. ¿Cómo se sostiene un gran festival con la media de la entrada en 60€?
Ofrecemos 108 shows a un precio de 25€ por día, así que podríamos decir que es un chozallo. Hacerlo sostenible requiere mucho tiempo de planificación, mucho riesgo y la complicidad de los patrocinadores. Cada año empezamos con el contador de recaudación a cero y su crecimiento puede ser rápido o no…hasta el momento, el festival es sostenible con los precios actuales.

¿Que exista un festival de este tamaño a precios asequibles habla mal de las tarifas de otras propuestas?
Creo que son modelos diferentes. No sé qué nivel de inversión en infraestructuras pueden soportar otros festivales ni cuál es su presupuesto para la contratación artística. Nosotros tenemos muy cerrado la inversión en cartel y no nos podemos permitir entrar en pujas para contratar a una banda, así que hacemos el festival que podemos. Al final, los tres grandes cabezas de cartel se llevan el 80% de los presupuestado y así es como estamos consiguiendo crecer.

En los festivales es importante la conceptualización para la creación de una marca. ¿Qué crees que define al Low?
Es un festival para todos los públicos que amen la música. Cuidamos todos los aspectos, desde el cartel hasta la calidad del sonido pasando por la elección del recinto. Este año, por ejemplo, con tantos artistas y tantos escenarios permitiremos que cada espectador se monte su propio festival y pueda ver hasta 30 propuestas solo de rock, pop, indie,… En el Low no mezclamos, sino que crecemos con ellos. Este es el gran paso de este año.

Para el Low también es importante el contexto de Benidorm. ¿Qué tiene la ciudad para ser casi la capital de los festivales en España?
Benidorm es verano, vacaciones,.. Es una ciudad muy amable y volcada a los servicios, con un gran clima y capacidad para absorber una gran cantidad de gente. Además, quien no se lo pasa bien en Benidorm es porque no quiere.

De todos modos, este año ha habido polémica sobre la adjudicación del Low a Baltimore y se ha debatido sobre la opción de la entrada de otros promotores
No me voy a meter en lo que no sé. La realidad es que el Low es bueno para la ciudad. Los hoteles de Benidorm y alrededores están al 97% esta semana. Lo que pasó es que es muy fácil opinar y más sobre la música, donde los profesionales no están valorados. Detrás del Low hay muchas empresas, mucho personal y mucho conocimiento. Montar un festival no es tan fácil como entrar un día y ponerse a ello. Venimos con un equipo especializado y patrocinadores. El Low no es simplemente una marca, sino que es el trabajo de muchas personas durante muchos años.

De todos modos, habéis logrado asegurar vuestra participación hasta el 2020. ¿Cómo será el Low en el futuro?
La fundamental es que tenemos una margen suficiente como para desarrollar un modelo. Aún no hemos hecho la edición 2014 y ya estamos preparando la 2015. Y no es una extravagancia…no me imagino ningún promotor profesional que organice festivales para más de 25.000 personas empezando el trabajo cinco meses antes.

De cara al futuro, nos vamos poniendo objetivos. Quizás el año viene se trate de abrir más el festival a la ciudad. Es posible que programemos un día más o pongamos más escenarios o infraestructuras. Quien venga este año se dará cuenta del salto que ha dado el festival, así que el futuro pasa por consolidar el modelo.