iTunes Festival: para vivirlo desde casa

Como casi cada septiembre, Apple ha vuelto a enganchar a sus fans con la presentación del iPhone 6 y del Apple Watch. Pero la compañía fundada por Steve Jobs es capaz de hacernos morder su manzana con propuestas que van más allá de los gadgets tecnológicos. En 2007, la empresa anunció la creación del iTunes Festival, que se celebró en el Instituto de Arte Contemporáneo de Londres. Desde entonces, el festival ha programado a más de 400 artistas y ha convocado a unos 400.000 espectadores.

La propuesta es sencilla: llenar el mes de septiembre de conciertos. 30 actuaciones, una por día, que se están celebrando en el escenario londinense del Roundhouse. Y, como siempre que Apple salta a escena, con nombres de primera línea: David Guetta, Kasabian, Tony Bennett, Pharrell Williams, Maroon 5, Blondie, Ryan Adams, Placebo, Lenny Kravitz, Plácido Domingo,…

La peculiaridad del festival es su ambición. Si los programadores habituales sufren de insomnio por conseguir vender entradas, Apple las regala. Los tickets para el iTunes Festival son gratuitas y se sortean a través del software de la empresa. ¿Qué sentido tiene entonces el festival? Exhibir la vinculación de Apple con el mundo de la música. Ponerse al lado de las estrellas del momento, vincularlas a iTunes y hacer un espectáculo que se celebra en una sala de Londres, pero que se vive en directo en todo el mundo gracias a los aparatos de la empresa.

Porque el objetivo último del iTunes Festival no está en reunir a un montón de gente el día del concierto, sino en ofrecer ese mismo espectáculo en millones de casas alrededor del globo. ¿El inconveniente? El de siempre: solo podrás gozar de la magnífica calidad de imagen y sonido de los directos a través de dispositivos Apple. ¿Una buena fórmula publicitaria, verdad?