Pablo Und Destruktion, uno de los integrantes de la última convocatoria. Autor: Javier Bejarano / Fuente: GPS

Menos de seis años han transcurrido desde que en noviembre de 2010, el entonces autónomo ministerio de Cultura fundara con una dotación de 1,5 millones de euros la red Girando por Salas o, como se la conoce popularmente, GPS.

Patrocinada por el Instituto de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) y coordinada por la Federación Coordinadora del Circuito de Músicas Populares, del que forma parte la Asociación de Promotores Musicales (APM), su objetivo inicial era «dignificar la carrera musical», fomentar la movilidad geográfica de los artistas y crear cantera.

Las condiciones de partida eran muy atractivas: una paga para cada uno de los músicos por concierto, incluida la Seguridad Social, y otra para el alojamiento y el desplazamiento, pues el propósito era que todos actuaran en comunidades distintas a las suyas de origen.

A ello se une una ayuda (en la actualidad, de 2.500 euros + IVA) para que el artista o el grupo grabe una maqueta o un videoclip, como hizo uno de los fenómenos del último año, Amatria, quien rodó gracias a ese dinero su videoclip viral de Chinches.

«Cuando nos enteramos de que el ministerio daba ayudas con esas condiciones, pensamos que debía haber trampa, pero tuvimos la fortuna de que nos cogieran y pudimos hacer esa gira, que fue una maravilla. Elegimos ciudades donde no teníamos tanto músculo y así visitamos por primera vez Ponferrada, exponiéndonos a gente a la que, de otro modo, sería difícil llegar. Eso hace que la iniciativa sea buena para bandas y también para locales que, de otro modo, igual no tendrían acceso a algunos grupos», destaca a Apmusicales Juancho Conejo, vocalista y guitarra de la banda madrileña Sidecars.

IMPORTANTE CANTERA

Músicos consolidados como Amaral, SDFK, Barricada, Xoel López e Iván Ferreiro apadrinaron esta iniciativa en una primera edición que auspició conciertos de artistas entonces emergentes, como Alondra Bentley o Eladio y los Queridos.

Desde entonces, son muchas las bandas y solistas que han encontrado en esta plataforma una oportunidad para tocar más allá de sus focos tradicionales de actuación, probando además el buen ojo de los profesionales que los seleccionan.

Si conformáramos la lista de artistas que con los años se han convertido en referencias imprescindibles de todo buen festival musical, no sería desacertado afirmar que la mayoría de ellos pasaron antes por Girando por Salas.

Neuman, La Bien Querida, León Benavente, Rayden, Belgrado, Cápsula, Disco Las Palmeras!, Gecko Turner, Havalina, Hola A Todo El Mundo, Polock, The Rights Ons, The Bright, Varry Brava, Joe La Reina, Julián Maeso, Novedades Carminha, La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.), Miss Caffeina, Mucho, Rufus T. Firefly, Egon Soda, Trajano!…

«Fue una buena oportunidad para salir a tocar a otras ciudades con ciertas garantías, lo que representa una ayuda cuando estas empezando. Nosotros recomendamos a cualquier artista participar en ella, porque no hay ningún truco ni contraprestación indigna. Todo son buenos recuerdos», comenta a Apmusicales Deu Txakartegui, miembro de WAS (los anteriormente conocidos como We Are Standard).

Tal y como destacaba en el último Anuario de la Música en Vivo Montserrat Iglesias, directora general del INAEM, Girando por Salas ha alcanzado su «velocidad de crucero» y solo a lo largo de las cinco ediciones previas, ha auspiciado más de 1.100 conciertos de 242 bandas en todo el territorio español y en diversas ciudades y festivales europeos, en los que casi 80.000 personas han disfrutado de músicas heterogéneas y músicos procedentes de todos los rincones de la geografía de nuestro país.

CONCLUYE CON ÉXITO LA SEXTA EDICIÓN

Con el final de marzo termina también la sexta edición, que arrancó en 2015 y contó con jóvenes valores como Carmen Boza, El Kanka, El Twanguero, Agoraphobia, Sexy Zebras, Extraperlo, Rodrigo Mercado o Electric Nana, hasta sumar 25 referencias, de 911 artistas inscritos, una cifra que, tras la revisión del cumplimiento de las bases, quedó reducida a 696.

«El concepto de GPS es muy bonito. Yo no pensé que podría irme de gira hasta dentro de bastante tiempo, pero tener la plataforma ya montada, con todos los gastos cubiertos, es una sensación de regalazo», afirma a Apmusicales Electric Nana, otra de las artistas seleccionadas en la última convocatoria, gracias a la que además pudo filmar su videoclip The one that I want.

No es de extrañar por ello la súplica final de Juancho, de Sidecars, hacia los responsables de GPS: «Gracias por hacer eso que nadie hace ahora mismo, echarle una mano a la cultura, y no a la que ya la tiene, sino a los que están arrancando y, por favor, den más dinero a esta gente de GPS que está haciendo una labor increíble, desde la misma selección de artistas, que recae sobre el primo de un ministro, sino sobre gente con un recorrido previo y que está a punto de estallar, para darle el empujón definitivo hacia sus objetivos».

¡Hasta el próximo GPS!