Este miércoles tuvo lugar el webinar “El sector musical en la desescalada”, organizada por la plataforma de mecenazgo FUN&MONEY, impulsada por Carrillo Asesores. En ella varios agentes de la industria musical debatieron sobre el presente y futuro de la música en vivo y de como se llevará a cabo en la “nueva normalidad”.

La charla estuvo moderada por el periodista radiofónico de Cadena100, Antonio Hueso. Entre los participantes encontramos a el presidente de la APM, Albert Salmerón; el socio de APM y CEO de Sharemusic, Hugo Albornoz; el representante de IFEMA para la realización de conciertos, eventos y festivales, Enrique Calabuig; el socio-director del Departamento de Arte, Cultura y Deporte de Carrillo Asesores, Julián Galindo; el artista y componente de la banda musical DVICIO, Andrés Ceballos; y el mánager Berry Navarro.

Comunicación con el público

Los invitados hablaron por turnos, cada uno mostrando su perspectiva como profesional. El primero en tomar la palabra fue Hugo Albornoz, el que comentó que en Love the 90’s decidieron hacer un directo en redes sociales que juntó a 4.000 espectadores. En éste, comunicaron de manera honesta a sus fans las alternativas disponibles y pedirles que en la medida de lo posible, guardaran su entrada para poder ayudarlos.

Sin perder el optimismo, la primera opción que dieron era llevarlo a cabo en octubre y, comentó que si no se puede finalmente, lo pasarán a verano de 2021. “Agredecieron mucho que nos comunicaramos con ellos, ya que no están acostumbrados que les hablen desde la perspectiva del negocio. Antes del directo, nos insultaban, pero después de hablar con ellos y de contarles la verdad y lo que está pasando, fueron totalmente comprensivos”, comentó Albornoz. Remarcó que tan solo un 25% de las personas han devuelto las entradas, lo cual es totalmente positivo, “les hemos dicho lo que hay y muchos se han quedado con nosotros”.

De cara a como ha afectado a la empresa, ésta se ha quedado en pausa. Sharemusic se ha enfocado en otro tipo de activaciones, como consultora creativa de otros promotores y marcas.

La perspectiva del artista

A continuación, Antonio Hueso dio el turno de palabra al artista Andrés Ceballos, el cual se ha visto fuertemente afectado por la crisis del COVID-19, ya que su banda, DVICIO, publicó disco, llamado Impulso justo el 20 de marzo. Siguen trabajando desde casa, generando contenido. Además de afectar en la promoción del álbum, tampoco pudieron grabar videoclip en condiciones normales, por lo que tiraron de creatividad y lo grabaron como si de una conversacion de Zoom se tratase.

En cuanto a los conciertos, los han reprogramado todos a un año vista, ya que reconoce que es imposible afrontar los gastos que genera un concierto con un tercio del aforo, “no se pueden poner las entradas tres veces más caras” remarcó.

Los conciertos en streaming no son una opción para él: “hacer conciertos online para mi es un bajón. La sensación de emoción se pierde mucho”. Además, recorcó a todos los profesionales que se dedican solamente a la música en directo: técnicos, backliners, crews…: “tenemos que ver qué podemos hacer para ir de la mano con ellos”. 

La incertidumbre de la “nueva normalidad”

Después llegó el turno de Albert Salmerón, presidente de la Asociación de Promotores Musicales: “estamos trabajando en la normalidad más allá de la nueva normalidad”. Expuso que llevan meses trabajando y ofreciendo su ayuda al Ministerio para que este facilite las medidas necesarias a un sector con tanta vulnerabilidad en la actualidad, pero con poca respuesta por parte de éste.

En cuanto a la pregunta de si es más complicada la situación de un artista de gran reconocimiento que llena estadios en contraposición de uno más pequeño o emergente, contestó que “son situaciones distintas. Ya que el artista Top puede sobrellevar mejor la situación ya que tiene mayor cobertura, mientras que los más pequeños que acostumbran a vivir al día”.

En referencia a la demilitación del aforo, Salmerón declaró que es una gran complicación “para hacer la mayoría de conciertos”. Tendrán que ver que pueden hacer los promotores en estas fases de desescalada: “Estamos trabajando en aplazar todo aquello que teníamos programado, de otoño a directamente a 2021, vivimos con una gran incertidumbre”.Añadió que en breve tenían otra reunión con el Minsiterio y otras asociaciones para poder trabajar en el protocolo de desescalada.

Por último, Salmerón remarcó que en cuanto a medidas y ayudas al sector “vamos tarde”. En otros países ha habido una respuesta bastante rápida en las primeras semanas de la crisis, y el nuestro fue la semana pasada después de mucho presionar y con ayudas bastante tímidas. Espera que se amplien en las próximas semanas y añadió que “esto es una carrera de fondo, hay que seguir presionando”.

Adaptación y reinvención

Según contó Enrique Calabuig, a pesar de que viven en continua incertidumbre, “estamos viviendo con ímpetu y ponemos todos los recursos para anticiparnos a las medidas y normativas”. Siguen reinventándose, tal y como demostraron al convertirse en un hospital de campaña en menos de 24 horas, “esa agilidad también se verá para los próximos conciertos y ferias” comentó.

Reconoció que pensaba que podrían salvar el verano, pero aunque en el caso de que Madrid pase a la fase 3 en julio, no ve que los aforos vayan a ser nada razonables para los eventos grandes. Como recinto, se ofrece a dotar de los recursos necesarios para que promotores y artistas tengan la posibilidad de seguir: “Estamos acostumbrados a controlar accesos y aforos, así que estamos preparados para poner en marcha y ayudar al sector del espectáculo”.

La nueva normalidad no es una opción

Por último, Antonio Hueso cedió la palabra al mánager de artistas como José Luis Perales, Berry Navarro. El cual remarcó lo necesarios que son los técnicos y las crews que están detrás de los conciertos, que son los que con está crisis lo están pasando peor, “lo están pasando criminal”. Recordó que el Gobierno da por primera vez medidas y ayudas para la industria pero con restricciones y a todos los profesionales no se les contempla. “Van a salvar los espacios públicos, que en un principio abrirán en julio, pero hay que pensar en todos los autónomos”.

Asimismo, recalcó como la industria de la música en vivo no encaja en la “nueva normaldidad”, no puede funcionar trabajando a un 30% del aforo, “ni un artista nacional ni uno internacional. No es real, esto se arreglará el día que podamos trabajar a pleno rendimiento”. Aunque ha pasado todos los conciertos que tenía programados a 2021, se muestra positivo y cree que la normalidad volverá seguro.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.