Festivales: Lollapalloza, quién te ha visto y quién te ve

Su nombre significa “algo inusual y extraordinario”, pero poco queda de esto en su formato actual. Lollapalloza nació en 1991 como un festival itinerante que hacía de altavoz de los artistas más alternativos de la escena estadounidense, pero la suya ha sido una historia de éxitos y fracasos que le llevó a cambiar de manos en 2005 y le ha convertido en un festival –un gran festival, eso sí- más del montón.

En su primera edición, esta cita ambulante rompió esquemas, pues su propuesta incluía actuaciones cómicas, de danza, obras de arte y centros de reclutamiento para grupos políticos y ambientales. Lollapalloza fue precursora de la eclosión del grunge y la cultura subterránea en la primera mitad de los 90.

Su primer contratiempo llegó en 1994, cuando se esperaba un gran éxito con Nirvana encabezando cartel, pero Kurt Kobain decidió arruinar la fiesta suicidándose un día antes del inicio del festival.

En la segunda mitad de los noventa, los grupos independientes de rock, punk y rap perdieron fuelle y Lollapalloza intentó sobrevivir a costa de su identidad, incluyendo en su cartel a artistas de country y música electrónica. Pero no funcionó y, tras la edición de 1997, el festival bajó el telón.

En 2003, el ideólogo del festival, Perry Farrel, volvió a la carga. Pero la cosa no acabó de funcionar porque las entradas eran demasiado caras. Al año siguiente, la escasez de ventas obligó a cancelar el espectáculo.

En 2005, Farrel vendió la marca del festival a Capital Sports & Entertainment. Lollapalloza ha abandonado sus raíces, ha dejado de viajar y se ha instalado en el Grant Parck de Chicago. Asimismo, ha abandonado su papel de altavoz de lo alternativo en Estados Unidos y ha optado por nombres más populares, así como por exportar la marca a otros países: en 2011 desembarcó en Santiago de Chile, en 2012 en Sao Paulo (Brasil) y en 2014 ha llegado a Argentina.

En USA, el festival será del 1 al 3 de agosto y contará con Eminem, Outkast, Kings of Leon y Acrtic Monkeys, entre otros.