Festivales Internacionales: El bautizo de peso del Rockavaria

En esta sección solemos repasar festivales con decenas de años a sus espaldas, un histórico de artistas inacabable y un público acumulado difícil de concebir. Sin embargo, esta vez hablamos de una auténtica incógnita. El Rockavaria celebrará este 2015 su primera edición y lo hará en el Olimpiapark Stadium de Munich. La intención del festival es convertirse en un referente del metal europeo y no parece estar dispuesto a esperar mucho tiempo para lograrlo. ¿Qué se puede hacer para acortar tiempo? Poner en cartel a los grandes nombres ya en la primera edición. Ahí va la colección de artistas para la primera cita: Muse, Kiss, Metallica, Incubus, Limp Bizkit, The Hives, Judas Priest, Faith No More, Within Temptation, Turbonegro y una inacabable lista de secundarios del género -algunos locales y provenientes de concursos organizados por el festival- como para palidecer.

Ante tal propuesta solo hay dos opciones: o la caída más estrepitosa o el éxito más fulgurante. Las perspectivas parecen ser positivas, con opciones hasta de llenar el foro de más de 60.000 personas del recinto durante los tres días. Nada extraño teniendo en cuenta los nombres.

Sin embargo, la apuesta es doble. No contentos con inaugurar un festival, los promotores han concebido la cita con una réplica, el Rock Im Revier, que se celebrará los mismos días (del 29 al 31 de Mayo) en Veltins Arena de Gelsenkirchen. Así, mientras en Münich Muse será el cabeza de cartel de la primera jornada, en Gelsenkirchen actuará el segundo día. Los de Matt Bellamy y todos los que compartirán escenario con ellos en la misma jornada. Una buena opción si los fans de una de las bandas tiene problemas para ir a uno de los conciertos y les va mejor desplazarse a otra ciudad o, simplemente, si alguno tiene ganas de ver a su banda preferida dos veces en tan solo tres días. La oportunidad está a algo más de cinco horas de coche.