Fuente: Wikimedia/ Autor: Andrew roberts uk

Festivales del mundo: Leeds calienta motores

La larga sombra que proyecta la música en Leeds va más allá de ser la sede de su famoso festival de agosto o la patria original de bandas como Soft Cell, Alt-J y Kaiser Chiefs. De hecho, el mayor centro de negocios, financiero y de servicios legales de Inglaterra después de Londres tiene dos grandes citas con la música en vivo: el ya citado multitudinario encuentro estival y una especie de hermano pequeño que este año alcanzará su décima edición.

Llamado Live at Leeds, como el famoso primer álbum en directo de The Who, este festival tiene lugar tradicionalmente con el llamado May Day, una jornada vacacional ligada a la primavera que en España y numerosos países más viene a coincidir con el 1 de mayo y la Fiesta Internacional del Trabajo. En 2016, tendrá lugar el 30 de abril.

Fue en 2007 cuando se celebró la primera edición, con motivo de las celebraciones por el 800 aniversario de la fundación de la ciudad. Tras aquella primera experiencia, que reunió a 50 bandas desplegadas por todo el centro de la ciudad, el festival fue creciendo y consolidándose, buscando su ubicación y filosofía definitivas. En 2013 ya era una realidad con más de 100 bandas en cartel y 12 escenarios.

Sus diversos carteles han acogido propuestas musicales de todo pelaje, especialmente del ámbito alternativo y especial atención a los talentos emergentes, con ese gusto británico por la mezcla, que no desprecia tampoco a un buen artista de perfil más mayoritario. Así, el público de Live at Leeds ha podido disfrutar en ediciones pasadas de cabezas de cartel como Ed Sheeran, Everything Everything, Mumford And Sons, Metronomy, Alt-J…

La programación de 2016 despunta con nombres como los de Jess Glynne, Cirva Waves, Corinne Bailey Rae, Band of Skulls, We Are Scientist, Blossoms, Mistery Jets… En lugar de un único centro, las actuaciones se reparten por diferentes recintos de la ciudad.

Pese al tamaño de su oferta, que se completa con el programa del Leeds Digital Festival, y teniendo en cuenta el nivel de vida británico, el precio de la entrada resulta bastante económico: unos 41 euros. Y para quien quiera continuar después la fiesta, Leeds destaca por ser la cuarta ciudad del país con mayor población universitario y, por ende, una gran oferta nocturna de bares.