Después de anunciar una ampliación de la propuesta de medidas para hacer frente a la crisis del Covid-19 enviadas al Gobierno, la Federación de la Música de España (Esmúsica) participa en conversaciones con el Ministerio de Consumo junto con otras entidades del sector del turismo, el transporte y la cultura. En su caso, pone sobre la mesa las acciones con relación a las entradas de los eventos musicales afectados por la crisis, que se han anulado o cambiado de fecha.

El Presidente de Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viaje (FETAVE), César Gutiérrez, en representación de todas las entidades implicadas en este foro, mantuvo ayer una videoconferencia con el Secretario General de Consumo y Juego del Ministerio de Consumo, Rafael Escudero. Desde FETAVE se ha calificado la conversación como satisfactoria. En este sentido, se pudieron analizar las consecuencias del decreto de alarma y su impacto en la actividad turística y cultural del país.

Por su parte, el Ministerio de Consumo ha transmitido su receptividad a la incorporación de dichas propuestas que permiten flexibilizar la aplicación de los derechos del consumidor, evitando el colapso de los sectores turístico y cultural como consecuencia de los problemas de liquidez inherentes a la suspensión de la actividad económica y de la libre circulación de las personas.

FETAVE ya había anunciado las consecuencias catastróficas con la actividad del sector del turismo por las cancelaciones y el reembolso de billetes de transporte, reservas de hoteles y otros productos turísticos. En este sentido, la industria de la música comparte los mismos efectos en la gestión de la devolución de las entradas de los eventos musicales afectados por el estado de alarma ante la crisis del Covid-19.

Las propuestas específicas de Esmúsica

Esmúsica ha propuesto al Ministerio de Consumo, dada la situación excepcional como ha sucedido en otros países como Italia, Bélgica o Alemania, aplicar el concepto por causa de fuerza mayor, en los siguientes casos:

  • Permitir la posibilidad de suspensión o aplazamiento de los eventos musicales cuya celebración esté prevista en el período de seis meses desde la declaración del estado de alarma.
  • En el caso de aplazamiento, establecer que los organizadores de los eventos musicales no estén obligados a devolver el importe de las entradas si no es por una causa debidamente justificada o de primera necesidad. Las entradas adquiridas serán válidas para la nueva fecha, que el organizador tendrá la obligación de comunicar en un plazo de hasta un máximo de treinta días desde la finalización del estado de alarma.
  • Para los eventos musicales cancelados, establecer una moratoria en la devolución del importe de las entradas hasta el 31 de diciembre de 2020.
  • En caso de conciertos cancelados y/o pospuestos, el promotor sólo estará obligado a devolver el importe de la entrada, no así los gastos de distribución al tratarse de un servicio ya efectuado en el momento de la compra.

Aparte de Esmúsica y FETAVE, las otras entidades que han participado en las conversaciones con el Ministerio de Consumo son la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), España de Noche y la Asociación por un Ticketing de Calidad (ATC).

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.