Foto promocional de Eskorzo, realizada por Fran Ortiz.

“La pandemia ha sido un chasco” para Eskorzo, que celebran 25 años adaptándose a estos tiempos con A fuego suave, una nueva gira “de bajas revoluciones”, según cuenta el vocalista Tony Moreno a Apmusicales en esta entrevista, a la que seguirá un disco con nuevas versiones de sus temas de siempre.

PREGUNTA: ¿Cómo va a ser la gira?
ESKORZO: Una bajada de revoluciones, que no de intensidad, reinterpretando canciones de nuestro repertorio para adaptarlas a las condiciones de estos espectáculos, con la gente sentada y con mascarillas y aforo reducido. Aunque ya nos gustaría que llegue el día de conciertos de sudor con sudor y de tirarnos al público.

PREGUNTA: ¿En qué ha consistido ese giro que habéis dado a vuestras canciones de siempre en esta nueva gira?
ESKORZO: Queremos que estén vivas y que no tengan solo una lectura. No ha sido muy difícil, porque es algo a lo que estamos acostumbrados, es parte de nuestra idiosincrasia. De hecho, muchas canciones nos gustan más ahora, como La pena o Cumbia caníbal. Estas podrían haber sido perfectamente sus primeras versiones.

PREGUNTA: ¿Cuál es el secreto para practicar ese llamado “rock mestizo” y no perder la personalidad entre tantos ingredientes y géneros posibles?
ESKORZO: No lo sabemos, quizás que no hacemos nada forma pura, sino con nuestro toque y punto de vista.

PREGUNTA: ¿Vosotros en qué estilo os sentís más cómodos?
ESKORZO: Todos tienen su punto, por eso nos gusta y tenemos ese concepto de entender la música como algo que no tiene delimitaciones, que está viva y en constante fusión. Nos sentimos igual de cómodos en la cumbia que en el reggae o en el punk.

“Nos sentimos igual de cómodos en la cumbia que en el reggae o en el punk”

PREGUNTA: ¿Fue complicado abrir fronteras, especialmente en Europa?
ESKORZO: Creíamos que lo iba a ser, pero flipamos un poco con la aceptación. El público llenaba casi todas las noches. De hecho, la primera gira por el continente fue bastante larga (treinta y tantos bolos en 40 días) y no paramos de ir desde entonces. En Colombia igual.

PREGUNTA: ¿Algún recuerdo memorable?
ESKORZO: Hemos tenido la suerte de tocar en sitios muy chulos, como el Balaton en Hungría, que se hace en un lago y coincidimos con Orbital. Y en Alemania, en Karlsruhe, dimos nuestro mayor concierto junto a Die Fantastischen Vier ante 80.000 personas. Eso te llena de energía, aunque lo realmente importante es cómo estés sobre el escenario, sean 80.000 o 200 personas.

PREGUNTA: ¿Qué tal habéis llevado el confinamiento?
ESKORZO: A todo el mundo nos ha dejado huella. Para nosotros, tanto en lo musical como en lo personal la pandemia ha sido un chasco, porque fue pasar de tener planificados 3 años con disco y la gira a no tener nada más que intertidumbre, en la que aún seguimos.

“Con la pandemia pasamos de tener planificados 3 años con disco y gira a no tener nada más que intertidumbre”

PREGUNTA: Aún así es mejor panorama que el que hay en otros países…
ESKORZO: Cierto es que es más que en otros países, pero está funcionando a un 5 por ciento. Al menos aquí podemos hacer algo con seguridad, pero para un artista sabe a poco y nadie tiene nunca la hucha llena.

PREGUNTA: ¿Veis el futuro con incertidumbre, de que se os pase el momento?
ESKORZO: Siempre te preguntas si cuando podamos regresar, seremos como los de Medina Azahara (risas). No, en serio, por eso intentamos hacer canciones por las que el tiempo pase bien, que se puedan escuchar ahora o dentro de 30 años. Lo cierto es que cambian muchas cosas en poco tiempo y, por ejemplo, veo a la juventud y no hay guitarras eléctricas, no hay rock en general.

PREGUNTA: ¿El rock a día de hoy vive o sobrevive?
ESKORZO: Toda la vida he escuchado que el rock había muerto. El rock siempre ha estado en la cuerda floja, pero siempre se ha adaptado.

“veo a la juventud y no hay guitarras eléctricas, no hay rock en general”

PREGUNTA: Fuisteis pioneros en la autogestión, ¿compensa el sobreesfuerzo a cambio de la libertad?
ESKORKO: Sí, compensa, porque eres dueño de tu destino. Existe un falso mito de que las multinacionales coartan lo artístico, pero no es tanto eso como en lo relacionado con la estrategia promocional. De esta manera, tomas las estrategias que ves convenientes. En nuestro caso, además, fue una decisión inevitable que tomamos cuando la industria discográfica entró en crisis.

PREGUNTA: Han pasado cuatro años desde Alerta caníbal (2017). ¿Habéis compuesto material inédito en este tiempo?
ESKORZO: De hecho, hay mucho material en la recámara. Ahora mismo tendríamos que estar hablando de ese siguiente disco, que tenía fecha de salida el pasado enero. Ahí están las canciones aparcadas y nos pondremos con ellas cuando acabemos con esto, porque tenemos ganas de aire fresco, pero tal y como están las cosas, nos parecía un poco desaprovechar una bala cuando no podíamos llevar ese material de gira.

PREGUNTA: ¿Cómo estáis viviendo los conciertos de este período tan excepcional?
ESKORZO: Cada concierto es un pequeño paso, un balón de oxígeno. Vamos a Zaragoza con la ilusión del primer concierto. Luego, cuando estás allí, cierras los ojos y hasta te olvidas de la pandemia.

Tras pasar por el Teatro Circo Price de Madrid, Eskorzo tiene previsto actuar el 8 de mayo en Zaragoza dentro del Ciclo de La Raíz. Además, estarán el 21 de mayo en la sala Apolo de Barcelona y el 4 de junio en el Cooltural Go! de Almería.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.