VIP, Very Important Person. Hasta ahora, ir a un concierto puede llegar una aventura digna de protagonizar las páginas de la Odisea: dar tumbos de una cola a otra esperando entrar en algún momento a un recinto atestado de gente, resistiendo tardes de sol abrasador y/o la lluvia de tormentas imprevistas; empujones, pisotones. Terminas cargando con tu abrigo –y puede que con el de tu amiga también–, comiéndote un bocadillo frío por el que has pagado una ‘pasta’ y corriendo el riesgo de que tu refresco se haya agitado más de lo normal y estalle al abrir.

Probablemente, regreses a casa con una foto borrosa de una persona difícilmente identificable y teniendo que lanzar tus zapatillas favoritas a la basura. Por lo que, esta vez, has decidido montártelo de otra manera: tienes una plaza de aparcamiento reservada, entras por la alfombra roja, un fotógrafo profesional inmortaliza el recuerdo y te recibe un simpático camarero con canapés y tu bebida favorita. Tus pertenencias quedan a buen recaudo en la guardarropía, tus vistas son privilegiadas y, con un poco de suerte, el artista te hace una visita después de su concierto para firmar el merchandising que acabas de adquirir. De tu cuello cuelga una acreditación o en tu muñeca luce una pulsera; da igual, el caso es que eres diferente, eres importante. El lujo se compra; las experiencias vip, también. Sólo necesitas una entrada. Una especial. ¿Qué vale? ¿Vale la pena?

First Golden Ticket es una empresa dedicada a la venta de entradas vip con el objetivo de acercar a su cliente a la más espectacular de las vivencias. Chechu Martínez, director de la entidad, explica que el porcentaje de entradas destinadas a la experiencia vip “depende mucho del momento en el que se encuentre el artista”. “Hay conciertos que están marcados en rojo en el calendario de muchas personas. Estos conciertos son un día único para ellos. En esos casos, podemos llegar a un 5 o 6% del aforo total del recinto”, apunta Martínez. “Se trata de un público que quiere vivir una experiencia diferente porque para ellos es una ocasión especial”.

4 modalidades
Partiendo de este punto, Martínez nos explica las 4 modalidades tipo de entradas: “La más completa la denominamos Premium Golden Ticket o Vip Party, que trata de un servicio integral que aporta gran confort a la experiencia de ir a un concierto. Por otro lado se suelen ofrecer paquetes Early Entry, que te permiten entrar al recinto antes de la apertura general de puertas, y Hot Tickets, que incluyen buenos asientos numerados y algún regalo de merchandising exclusivo”, añade Martínez. “En contadas ocasiones, como en el próximo concierto de Lady Gaga en Barcelona, también disponemos de Paquetes Meet & Greet que permiten saludar al artista”, concluye.

Además de los servicios básicos de guardarropa y venta de merchandising oficial, las localidades incluyen prestaciones extras exclusivas. Chechu Martínez nos anuncia que “el paquete más completo es el Premium Golden Ticket o Vip Party que suele incluir: parking, acceso directo al recinto, fiesta previa al concierto con DjSet y barra libre, cóctel de snacks; y los mejores asientos para ver el concierto”. De entre todos los servicios mencionados, Martínez señala que “nuestros clientes adultos, la mayoría, valoran un trato personalizado y que estemos atentos a lo que puedan necesitar en cada momento”, continúa. “First Golden Ticket hace que la experiencia sea mucho más confortable. Hacemos que ese día todo te resulte sencillo y divertido. Si quieres tomarte algo, debe ser accesible; si quieres descansar un rato, tendrás un área reservada; si tienes que salir al coche a buscar algo que olvidaste; nadie te pondrá problemas. Para ello necesitamos un equipo humano amplio y bien formado” –puntualiza. “Nuestros clientes más jóvenes valoran los regalos de merchandising y entrar antes a pista para ponerse lo más cerca posible del escenario”.

El precio de la exclusividad
Eso sí: la exclusividad tiene un precio. Martínez nos orienta, advirtiendo que “dependiendo del servicio y del artista el precio suele ser la suma del precio base de la entrada + 120€”. Pero Martínez hace una excepción, “los Meet & Greet packages pueden variar mucho”. Martínez notifica que “este tipo de entrada siempre viene marcado por el tour, es el artista quien lo autoriza y, cuando se ofrece, son muy pocas entradas y su precio es bastante elevado; aquí el fenómeno fan entra en juego”.

Pese al coste, el director de First Golden Ticket indica que “normalmente se venden todas las entradas vip o Premium”. Esta cuestión nos lleva a analizar el tipo de perfil que tiene un comprador vip. “Lo habitual es una persona adulta por encima de los 30 años acompañada por su pareja o familia. En muchas ocasiones estas entradas Premium son un fantástico regalo para la pareja, hermanos o padres e, incluso para tener una atención con clientes”. Además, repiten.

Albert Pujol, fan de Enrique Iglesias, asistió en 2012 al concierto del cantante español en el Palacio de los Deportes de Madrid. Compró su entrada a través de First Golden Ticket por 250€. “Para la que yo adquirí se incluía la recepción por alfombra roja, servicio de catering antes del concierto, la acreditación vip, photocall, bolsa con foto firmada, postales, etc. y la entrada para el concierto en las primeras filas”. El catalán de 31 años, que había comprado un Premium Golden Ticket, afirma que “el día del concierto todo fue tal y como entraba en el paquete”. Con respecto a la calidad y al valor de la experiencia vip, añade que “sin duda me pareció una relación experiencia-precio correcta”.