ELLA BAILA SOLA: “Teníamos mucho que celebrar con la gente”

Ella Baila Sola tenía “mucho que celebrar con la gente”. Así justifican en una charla con Apmusicales su vuelta a los escenarios 20 años después de su disolución y a los 25 años de la publicación de su primer álbum, con una gira que se ha puesto en pie haciendo frente a las dificultades asociadas a la pandemia.

PREGUNTA: ¿Cómo surgió la reunión?
MARILIA CASARES: Llamé a Marta para hablar de otros asuntos. De repente surgió. Una tercera persona recordó que era un año bonito para conmemorar el 25 aniversario, las bodas de plata. Teníamos mucho que celebrar con la gente y eso fue lo que nos hizo estar aquí.

PREGUNTA: Y antes de los ensayos generales, ¿cómo fue ese reencuentro vocal?
MARTA BOTÍA: Fue muy de andar por casa, las dos con una guitarra. Cuando decidimos reunirnos, quisimos tener antes un momento a solas de acercar las voces y vimos que la magia seguía ahí.

PREGUNTA: ¿También vosotras echabais de menos Ella Baila Sola?
MARILIA CASARES: Sí, pero también porque este tiempo nos ha ayudado a enriquecernos, a vivir experiencias que teníamos que vivir. Al haber pasado ese tiempo y poder echarnos ahora de menos, volvemos con más cariño que nunca y valorando mucho tanto lo que vivimos en ese camino juntas como el cariño de la gente.

PREGUNTA: ¿Qué tenía EBS para conquistar al público en los años 90?
MARTA BOTÍA: Ojalá lo supiéramos. En nuestro caso fue de la manera más natural. Hacíamos las canciones que nos gustaban y contábamos lo que queríamos a nuestra manera, de forma inocente y guerrera. Creo que se identificaron con las letras tan directas y honestas que hablaban de todo.

PREGUNTA: ¿Es cierto que entonces las compañías no querían grupos de chicos porque no vendían?
MARTA BOTÍA: Bueno, nosotras éramos chicas y vendimos.

PREGUNTA: ¿Qué os aportáis cada una como artistas?
MARTA BOTÍA: Somos muy diferentes en unas cosas, pero muy parecidas en otras, como en el sentido del humor y en el enorme respeto que le tenemos a la música y a nuestra profesión. En cuanto a nuestros modos de expresión, yo no haría lo que hace ella y ella lo que hago yo, pero cuando lo ponemos en común, aparece la magia.

Yo no haría lo que hace ella y ella lo que hago yo, pero cuando lo ponemos en común, aparece la magia

PREGUNTA: ¿Cuál es la canción compuesta por la otra que más os gusta?
MARTA BOTÍA: Hay muchas, pero una que me entusiasma es Entre tu cuarto y el mío, también Infinito.
MARILIA CASARES: Marta tiene temazos y te diría que Suelo de canicas.

PREGUNTA: ¿Ha sido complicado construir el repertorio de esta gira?
MARILIA CASARES: Lo complicado ha sido dejar canciones fuera, porque lo que hemos hecho es meter canciones que queríamos que estuvieran y el set quedó superlargo.

PREGUNTA: ¿Y habéis buscado vestir las canciones de otra forma?
MARTA BOTÍA: Sí, desde el minuto cero la gente se da cuenta de que no suena a los discos, aunque se parecerá mucho, porque esto es una celebración de esas canciones como las gente las tiene metidas en su ADN y no querrán que se las cambiemos mucho, que según suenen los primeros acordes las reconozcan. Pero sí hay cosas diferentes, buscamos provocar una dinámica, que pasen cosas.

Esto es una celebración de las canciones como la gente las tiene metidas en su ADN

PREGUNTA: El público ha estado forzosamente sentado por las restricciones sanitarias. ¿Cómo os encontráis vosotras sobre el escenario?
MARTA BOTÍA: Haciendo volteretas laterales si hace falta. Hay momentos más acústicos e íntimos para estar sentadas, pero somos también muy cañeras.

PREGUNTA: ¿Habrá opción de que surja material inédito de este reencuentro?
MARILIA CASARES: Cuando nos juntamos es muy fácil que surja una canción o una idea. Es cuestión de darle el tiempo que necesita para que crezca. Hay cosas, pero nada terminado que se pueda mostrar. No nos hemos puesto la obligación, solo viendo qué ocurre, disfrutando de los conciertos.

PREGUNTA: Como celebración que es, ¿habrá invitados en lo que queda de gira?
MARTA BOTÍA: Estaría bonito, lo hemos pensado, pero para nosotras el disfrute es estar las dos juntas y tampoco nos hace falta nadie más.

PREGUNTA: ¿Percibís el legado de Ella Baila Sola en generaciones posteriores?
MARILIA CASARES: Yo he sentido que a mucha gente esas canciones le dio fuerza en diversos sectores, no solo en la música. Entonces había grupos de música que tenían Mujer florero como himno. No creo que haya ningún grupo que haya clonado o haya continuado lo que hacíamos, aunque poco a poco seguimos haciendo descubrimientos en ese sentido y hasta algún grupo “indie” nos ha contado cómo les influimos.

Hasta algún grupo ‘indie’ nos ha contado cómo les influimos

PREGUNTA: ¿Se sopesó la idea de retrasar la gira por las circunstancias sanitarias?
MARTA BOTÍA: Ni un segundo se nos pasó por la cabeza. Y se han tomado medidas y precauciones para que suceda. Nosotras notamos las ganas de todos, de promotores, de agentes y del público para que esto suceda.

PREGUNTA: ¿Cuál fue el artista que visteis encima de un escenario que os motivó para convertiros en artistas?
MARILIA CASARES: Muchos, sobre todo los que tenían algo que contar, como Leonard Cohen, gente que superaron prejuicios, cánones o tópicos.
MARTA BOTÍA: Yo Bruce Springsteen.

PREGUNTA: ¿Y es cierto que llegasteis a conocer a U2?
MARTA BOTÍA: ¡Sí! En una gala de premios me puse a hablar con ellos y acabamos yendo de fiesta por Madrid. Recuerdo ir al Café Berlín. Fue maravilloso.

Tras los conciertos que ofrecieron en verano en festivales como Starlite y localidades como Alicante o el Puerto de Santa María (Cádiz), Ella Baila Sola retoma su gira el 10 de septiembre en el Recinto Hípico de Mairena de Aljarafe (Sevilla), para continuar después por Oviedo (día 21), Santander (día 22) y Madrid (Wizink Center, día 23).