Cuando decimos que la cultura norte americana, y la cultura anglo en general, está a años luz de nosotros en el show/music business es por casos como el que se ve en este video. Allí por el 81, hace 37 años, cuando Jagger tenía 38, los Rolling Stones visitaron el club del bluesman Muddy Waters en Chicago. Lo hacían en un ambiente relajado, rodeados de cámaras; y el icono del rock ‘n’ roll se presentaba con un chándal que cualquiera de los traperos post milenials que visitan La Resistencia adorarían.

Tienen flow y lo hacen con una naturalidad y profesionalidad que sigue siendo ejemplo. No echo de menos grandes efectos para que esta grabación se mantenga actual. Todo llega. Todo nos llega.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.