El Bona Nit Barcelona supera los 12.000 asistentes

La tercera edición del festival verde de Barcelona vivió el sábado una jornada histórica, no sólo por el notable crecimiento de público con respecto a las 5.000 personas del año pasado, sino porque supone un gran paso en la participación activa de la ciudad en un evento que la sitúa en la primera línea del circuito internacional de ‘green festivals’. Un éxito que fue posible gracias a la colaboración de patrocinadores, colaboradores, Ayuntamiento, voluntarios y público, que dieron una lección de civismo durante las 12 horas de programación.

La Plaça de les Glòries Catalanes, donde la hierba cada vez gana más protagonismo al antiguo cemento, se mostró como un emplazamiento ideal para acoger este festival del siglo XXI y aún en los momentos de mayor afluencia permitió disfrutar sin aglomeraciones de las diversas actividades gratuitas que se sucedieron desde las 12 del mediodía. Música, gastronomía, talleres, teatro, deportes y muchas más actividades convivieron en armonía en este nuevo pulmón verde de la ciudad.

KAKKMADDAFAKKA, a lo grande

En la zona de conciertos, Disaster in the Universe fueron los encargados de abrir el escenario Budweiser con su refrescante pop noruego, que arrancó los primeros bailes con temas como ‘Now we’re gonna learn to swim’ o ‘Beach House’. A continuación, Ramón Mirabet salió dispuesto a demostrar que su sold out en la sala Apolo el pasado mes de marzo no fue un espejismo, con un solvente concierto en el que presentó algunos de los temas de su inminente nuevo trabajo, donde destacó su primer single ‘Home is where the heart is‘. Jack Savoretti tiró del poderío de su voz para animar a un público cada vez más numeroso que se vino arriba para recibir al gran protagonista de la noche: KAKKMADDAFAKKA. Los noruegos salieron motivados por el que ha sido su concierto más multitudinario en Barcelona hasta la fecha –de hecho lograron el lleno absoluto durante su actuación- con un show trepidante que sirvió para cerrar una Bona Nit por todo lo alto.

Buenas Noches Madrid
La primera edición del festival homólogo, celebrado el pasado miércoles, reunieron a más de 1.300 personas en el recinto del MadGarden para ver (por separado, pero también juntos sobre el escenario al final de la noche interpretando Saviour) a KAKKMADDAFAKKA y Erlend Øye como cabezas de un cartel que tuvo a Noruega como país invitado.