Delaporte vuelven en Las Montañas con un sonido mucho más crudo para hacer frente a las injusticias sociales. Con referencias más techno e industriales, el dúo compuesto por Sandra Delaporte y Sergio Salvi explican a Apmusicales su composición y la vida que le espera en directo, con una larga lista de compromisos para 2021.

PREGUNTA: Frente a Como anoche, que funcionaba como un relato efímero del amor, Las montañas se presenta como una empresa más ambiciosa, desde el mismo título…
SANDRA DELAPORTE: Yo he pasado por un proceso personal de reconstrucción, de mirar más hacia fuera, hacia la sociedad y cómo repercute eso. Se ha convertido así en algo ambicioso sin querer.

PREGUNTA: De este disco sorprende para empezar la extensión, mucho más largo que el anterior. ¿Fue difícil desechar material?
SANDRA DELAPORTE: Ha habido recorte, pero no porque fuese largo, sino porque no nos convencían o estaban fuera de contexto o de estilo. Lo hicimos en tres tandas. La primera fue en septiembre de 2019 en las montañas, luego en enero y al final durante la cuarentena han salido cosas sueltas.

PREGUNTA: Habéis vuelto a contruir el disco como un relato ordenado con cuatro fases: ¿también se compuso así o los temas surgieron desordenados y luego se les dio un sentido?
SANDRA DELAPORTE: Una vez teníamos las canciones, como si fuesen sentimientos escritos en papelitos en un bol, empezamos a ordenarlos en función de lo que se contaba y entonces vimos claras esas partes.

PREGUNTA: Hay numerosas colaboraciones en el disco y de lo más variopintas: Arkano, Ginebras, Ximena Sariñana y PUTOCHINOMARICÓN. ¿Cómo surgieron?
SERGIO SALVI: Lo que nos motiva al colaborar con alguien son las personas, antes incluso del tipo de música que hacen. Son gente que hemos ido conociendo en los escenarios y nos han caído genial, que han demostrado al propornerles algo entusiasmo e ilusión, también profesionalidad.

“Lo que nos motiva al colaborar con alguien son las personas”

PREGUNTA: ¿Cómo llegasteis a cerrar la colaboración con Eduardo Casanova como director de uno de vuestros videoclips?
SERGIO SALVI: Hicimos una publi en enero con él y con Rossy de Palma. Al principio la iba a dirigir y acabó solo de actor. Nosotros hicimos la música y le gustó mucho. Le pasamos las maquetas del álbum y él nos dijo que quería hacernos un videoclip. Él mismo eligió Las montañas, que era uno de nuestros favoritos, pero es muy experimental. De hecho, no lo habríamos escogido como sencillo de no ser por él. El hecho de que nos presentara el proyecto enseguida nos hizo confiar y tirar para adelante.

PREGUNTA: Las onomatopeyas en títulos como Clap Clap, Bang Bang o Boom me hacen pensar en la voz más como un instrumento percusivo más que como un elemento de comunicación…
SANDRA DELAPORTE: Está empleada además con más distorsión y susurro menos, pero cuando buscamos que la intención sea menos constructiva o porque estoy rota; si estoy cabreada, grito. De hecho, me tenía que alejar del micrófono para grabarlo. Los profesores de canto se aterrorizarían. En general, creemos que hay mucha versatilidad porque hay muchas emociones que transmitir.

“Los profesores de canto se aterrorizarían con este disco”

PREGUNTA: No es un disco para escuchar de fondo, en plan chill, es un disco para llamar la atención y hacerse oír. ¿Es un disco de directo, pensado para explotar plenamente en vivo?
SERGIO SALVI: Mientras lo componíamos, hay muchos temas que teníamos clarísimo cómo los haríamos en directo, aunque ahora no se pueda controlar nada en este momento con este virus.

PREGUNTA: Pero los sencillos no han ido por ese lado…
SERGIO SALVI: Viniendo de Como anoche daba cosa. La gente estaba acostumbrada a otro sonido menos salvaje. Se ha dado así. Podía influir el aspecto del márketing para soltar poco a poco lo más novedoso, pero ha sido natural al mismo tiempo. Clap Clap por ejemplo venía de la primera tanda de composición y era el que más nos gustaba.

PREGUNTA: ¿Ha sido difícil conseguir fechas en este contexto?
SANDRA DELAPORTE: Hay muchas ganas de tocar por parte de todos: promotores, salas, artistas… Tenemos una gran gira por eso y un montón de expectativas. La incertidumbre es nuestro plato diario, como si hay que hacerlo con menos aforo, porque el formato no es para gente sentada.

PREGUNTA: ¿Todo el mundo está arrimando el hombre y adaptándose?
SERGIO SALVI: Sobre todo la parte de booking, que la lleva nuestro sello y confiamos plenamente en su estrategia. Ha habido casos de salas que han arrimado el hombro y otros que no y aún así hemos ido para adelante, aunque en algunos caso hayamos tenido que aplazar.

“Ha habido salas que han arrimado el hombro y otras que no; aún así hemos ido para adelante”

PREGUNTA: El formato de dúo en el que os manejáis es la panacea ahora para poder salir de gira y que salgan las cuentas. ¿Eso os ha salvado de modificar el calendario y formato de gira que manejabais?
SANDRA DELAPORTE: El hecho es que encima hemos aumentado, hemos ido completamente al revés. Es más fácil contratarnos, pero hemos ampliado grupo y ahora somos cuatro, con percusión y piano. Hay muchas salas en las que vamos a coste en función de las entradas, pero el concepto pedía esos dos músicos y estoy muy contenta.

PREGUNTA: ¿Cómo lo habéis planteado?
SERGIO SALVI: Tenemos toda esta nueva presencia en escena, con nosotros en el centro y a los lados el teclado y el percusionista; habrá visuales además, pensando sobre todo si es en La Riviera o Apolo, para que sea música pero que también se vea un concierto, que todos los sentidos estén ahí, incluso aunque este año haya menos presupusto para todo.

Delaporte ha previsto iniciar su gira el 15 de enero en Valencia (sala Moon) y el 16 en Murcia (sala REM). Después pasarán por Toledo (29 de enero, sala Pícaro), Córdoba (4 de febrero, Hangar) y Granada (5 de febrero, Aliatar). Serán más de dos decenas de lugares, como Madrid (12 de febrero, La Riviera) y Barcelona (25 de abril, sala Apolo).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.