A Carlos Sadness, rey del galactropical, lo rebautizaron a modo de broma Tropical Jesus durante una entrevista y a partir de esa idea construyó poco a poco su cuarto disco, del mismo nombre. En una charla con Apmusicales descubre las claves de este álbum que se erige sobre sus viajes de gira a Latinoamérica y sobre el que proyecta sus próximos compromisos veraniegos en directo.

PREGUNTA: ¿Cómo empezó a gestarse este concepto del Tropical Jesus?
CARLOS SADNESS:
Un locutor colombiano me llamó así y se me quedó grabado. Luego pensé en un ‘alter ego’, como el personaje que protagoniza Isla Morenita, que iría de la mano con Muerte súbita y Clorifila. Tambien el concierto en el Wizink Center de Madrid ayudó a crear ese universo.

PREGUNTA: ¿Podemos decir que este álbum es tu mirada latinoamericana, habida cuenta de lo mucho que te prodigas por allí?
CARLOS SADNESS: Ya lo era el anterior disco. En todo este tiempo, he hecho gira en Ecuador, Perú, Chile… hasta en el Viva Latino de México. Latinoamérica se ha metido de manera muy potente en mi vida, paso tiempo allí y eso me influye.

PREGUNTA: ¿Te consideras responsable en alguna medida de la incorporación de los ritmos latinos a nuestro día a día?
CARLOS SADNESS: Eso son palabras mayores. No sé si he contribuido, porque son muchos los proyectos de esa música que han llegado aquí, pero quizás sí he capitaneado en el mundo alternativo cómo fusionar esa música con el indie. Aunque en eso tampoco he sido el único.

“Latinoamérica se ha metido de manera muy potente en mi vida”

PREGUNTA: Uno de los anticipos del disco fue Ciclo lunar. ¿Te consideras alguien supersticioso?
CARLOS SADNESS: Nada. De hecho, si tengo algún pensamiento así, enseguida me autocensuro. La canción retrata a una persona que no quiere ser responsable de sus decisiones. Es el retrato sarcástico de conductas negativas de las personas, algo que empecé a hacer con Miss Honolulu y aquí vuelvo a hacerlo en Número oculto.

PREGUNTA: En el tema El Gringo hay una frase llamativa en la que pareces hablar de ti: Parece que el tiempo se ha parado pero sigue para todos los demás. ¿Cómo llevas esta vida de nómada?
CARLOS SADNESS: Supone estar en muchos sitios pero sin poder hacer vida en ninguno. Es lo que tiene esta vida, quién te va a seguir el ritmo, pero yo estoy encantado.

PREGUNTA: ¿Qué supuso para ti el estallido de la pandemia?
CARLOS SADNESS: Fue poner el freno de mano a una gira en México en la que estábamos haciendo Vive Latino, y en la que teníamos que ir a Cancún. De pronto todo cambió por algo nuevo sin saber cómo acabaría.

PREGUNTA: ¿Cómo recuerdas ese paso por el Vive Latino?
CARLOS SADNESS: Fue muy emocionante. Fue uno de los que he tocado ante mayor cantidad de público y lo hice sin saber cuándo volvería a tocar otro concierto, porque aunque allí aún había normalidad empezaban a llegar las noticias de España. Al acabar, nos miramos todos los músicos sabiendo que podía ser la última vez hasta dentro de mucho tiempo. De hecho, fue pasar de la vida normal en México, donde había vida en todas partes, a llegar a Barcelona sin ver a nadie desde el aeropuerto hasta que pisé mi casa.

“Al acabar el concierto en Vive Latino, nos miramos todos sabiendo que podía ser la última vez en mucho tiempo”

PREGUNTA: ¿Cómo ves ahora los próximos meses? ¿Más optimista?
CARLOS SADNESS: Hay un rayito de esperanza, porque hay fechas. Estamos a punto de agotar los concieros que hemos anunciado y da la sensación de que la gente tiene ganas de música en directo. Esa es una enorme noticia y si hay que reducir el aforo, si hay que ir más justo de pasta durante un tiempo, no es nada al lado de saber que podremos volver a ofrecer música en directo. Sobre todo, para muchos trabajadores que viven de ello y así poder ayudarles a salir de una situación económica terrible que han tenido que asumir.

PREGUNTA: ¿Crees que este paso del todo a la nada habrá hecho al público tener más en consideración el oasis musical que vivíamos en cuanto a oferta?
CARLOS SADNESS: Es cierto que había un boom de conciertos. Al menos en mi caso, teniendo en cuanta todos los que yo hago y a los que he asistido, pienso que hay pocas experiencias que llenen como los conciertos.

“Si hay que reducir el aforo, si hay que ir más justo de pasta durante un tiempo, no es nada al lado de saber que podremos volver a ofrecer música en directo”

PREGUNTA: Lo positivo es el que el sonido “bedroom pop” de este disco se adaptará mejor a los espacios más pequeños de la “nueva normalidad”. ¿No es así?
CARLOS SADNESS: Aún así, no queríamos presentar el disco en acústico, así que haremos un formato adaptado, para que suene como tiene que sonar, aunque implique mayor esfuerzo.

PREGUNTA: ¿Recuerdas cuál fue el concierto que te marcó como para querer ser artista?
CARLOS SADNESS: Recuerdo especialmente uno en la sala Apolo de Barcelona, en el que estaba tocando Billy Corgan en solitario. Me parecía increíble que algún día yo pudiera llenar una sala así con mis canciones.

PREGUNTA: ¿Y ahora sí te lo crees?
CARLOS SADNESS: Ahora siento que he cumplido mis sueños y mucho más.

Carlos Sadness tiene previsto ofrecer varios conciertos en verano. En julio actuará el día 16 dentro de Nits del Fórum de Barcelona, el 18 en Benidorm (Alicante), el 19 en Murcia (con todo vendido), el 22 en IFEMA como parte del Abre Madrid y el 30 en el almeriense Cooltural Go!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.