Se ve que Bruselas se inventó en 2014 un impuesto por bailar. Así va Europa. La cuestión es que hasta ahora no se había aplicado, pero finalmente va en serio. Lo explica uno de los afectados, Nicolas Booche, a la revista local Bruzz, quien detalla que el impuesto se basa en la gente que está bailando dentro del local: al propietario se le piden 0,40 euros por persona. “Pensaba que era una broma, pero aparentemente es real”, afirma Booche. Relata que la ciudad, que considera que la gente bailando le genera un sobre coste en cuanto a seguridad, “ha enviado a personas de incógnito para contar el número de bailarines”.

Lee el texto completo en IQ Magazine

El castigo, como pasa a menudo, sirve para engrosar el bolsillo de otros, en este caso de la ciudad. Pero castigos hay de muchos tipos. Uno de ellos, aplicado por ejemplo en Canadá por el departamento de policía, es el de someter a los conductores que vayan bebidos a escuchar la que, según algunos, es la “banda más odiada del planeta”, Nickelback. Lo cuenta Amy X. Wang.

Lee el texto completo en Quartz

En cambio, hay quien se libra de castigos posibles como por ejemplo, Spotify, que anda tiempo metido en esos líos de si son o no justas las cantidades que paga a los artistas. En cualquier caso, sea como sea, ya ha pasado el momento de hablar de la música en streaming como tendencia. Porque en 2017, la música en streaming ya “no será solo un nicho para la música, sino la nueva normalidad. La gran pregunta ya no es si es el futuro, sino qué camino tomará ese futuro, quién se beneficiará de él y qué podría significar para los oyentes”. Se lo pregunta Marc Hogan.

Lee el texto completo en Pitchfork

Por el momento, lo que está claro es que Spotify no quiere quedarse atrás, y una muestra de ello es la campaña de marketing global que acaba de lanzar, una de las más grandes vistas hasta ahora. Para diferenciarse de su competencia, la compañía acaba de invertir 1.000 millones en estos diez países: Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Alemania, Indonesia, México, Nueva Zelanda, Filipinas y Suecia.

Lee el texto completo en Music Business

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.