Barei queda en el puesto 22 de Eurovisión pese a las buenas perspectivas

Las buenas perspectivas y críticas cosechadas tanto por la prensa nacional como por la internacional por el tema Say Yay! de Barei no se vieron refrendadas en la LXI edición del festival de Eurovisión, en la que acabó en el puesto 22 de 26, mientras la victoria fue para la ucraniana Jamala con el tema 1944.

La intérprete madrileña, que no quiso concederle importancia a los números cuando se habla de música, sí que pidió «perdón» a los espectadores españoles por no refrendar las posibles expectativas.

Sobre su puesta en escena, Barei se definió como una «artista de directo y de cercanía» con el público, por lo que defendió la puesta en escena minimalista que presentó en el concurso, más acorde con su trayectoria y con lo que se puede ver en sus conciertos.

«Silencio» es lo que, tras meses de mucho esfuerzo, ha pedido para el día después de Eurovisión, antes de retomar el trabajo con una pronta colaboración con el representante francés, Amir, y diversas presentaciones en vivo de su recientemente reeditado último disco, Throw the dice.