25 años de APM

APM premia a cuatro asociados por sus 25 años de trayectoria

Carlos Espinosa, director de Riff Producciones; Carlos Peñalver, director de Ibolele Producciones; y Rafa Casillas, director de Concert Tour, han recibido este jueves en el marco de la XVIII Asamblea de APM, celebrada en Benidorm, un reconocimiento a sus 25 años de trayectoria en el campo del directo. Alfonso Sitjà, de Postonove, ha sido el cuarto socio premiado, aunque todavía no se le ha entregado el reconocimiento, ya que no ha podido asistir al evento.

A finales de los 80, Carlos Espinosa acudió a un concierto de Joaquín Sabina en Zaragoza, en las Fiestas del Pilar. Años más tarde, mientras trabajaba en una emisora de radio en la que ponía música alternativa, decidió proponer a los grupos Caledonian Blues Band y a la Blues Band de Granada que tocaran en Cazorla. Le dijeron que sí y alcalde se animó. «Y así fue como arrancó todo. Eso fue en septiembre y al enero siguiente hicimos un concierto de 091», explica Espinosa en una entrevista en Cordópolis.

«Todo era fruto de la pura pasión y creo que eso es lo que nos ha pasado a todos los promotores y a quienes nos dedicamos a la música: el grupo que nos gustaba era el grupo que creíamos que le iba a gustar a todo el que estuviese con nosotros. Con esa temeridad empezamos porque en aquellos principios todo era palmar pasta. De hecho, hay una máxima en este negocio que viene a decir que para que la cosa te funcione, tus primeros conciertos tienen que ser ruinosos; o al menos muy poco rentables. Porque así se verá si realmente apuestas por tu pasión y sigues empujando. Y mira, con 091 perdimos cerca de un millón de pesetas», continúa. Riff empezó en 1994 de la mano de Espinosa junto con su socio Chris Ortiz, aunque no con esa denominación social.

Rafael Casillas, por su parte, empezó con un concierto de Dragon Rapide, pero con el tiempo ha sido conocido, sobre todo, por ser el alma de la empresa gaditana Concert Music Entertainment, una plataforma para el desarrollo musical de artistas. Concert Tour, de hecho, es una promotora que ha apostado por potenciar el talento de la tierra a través del management y el booking de estrellas nacionales de primer nivel como El Barrio, Arrebato, Pasión Vega, Diana Navarro y Manuel Lombo, entre otros.

Por último, Carlos Peñalver empezó con un concierto Farmacia de Guardia en 1993, un grupo del que toda Murcia hablaba y que daba la sensación de ser un grupo consagrado. Ibolele es un grupo de empresas dedicadas al espectáculo. Él es responsable de buena parte de la fructífera cantera murciana de músicos, región donde ha organizado y organiza conciertos de relevancia internacional.