Al habla con… Triángulo de Amor Bizarro: «En Galicia, a nivel institucional, somos casi molestos»

Triángulo de Amor Bizarro tiene nuevo disco en la calle, Salve discordia (Mushroom Pillow), el cuarto ya. Llega precedido por el enorme éxito de crítica y el aluvión de premios y nominaciones de sus antecesores y ha sorprendido, entre otras cosas, por el tono casi reposado de su primer sencillo, Desmadre estigio.

PREGUNTA: ¿Por qué lanzasteis un primer sencillo tan diferente a lo que se esperaba de vosotros?
RESPUESTA (Isabel Cea): Por provocar. Queríamos demostrar que el grupo no está sujeto a nada y que en este disco hay canciones más pop y muy redondas.

P: ¿Pero pop de verdad? ¿Porque vosotros habéis dicho que siempre intentáis hacer ese tipo de canciones, pero que luego os salen heavys?
R (Rafael Mallo): El heavy es pop. Hay gente que escucha ahora a Iron Maiden y no lo escucha como en la época en que eras un guerrillero. Yo creo que hacemos música pop, tocando muchos palos.
R (Isabel): Hagamos lo que hagamos, siempre estará nuestra intensidad presente, que es lo que más nos interesa, porque somos gente intensa. Lo que importa es hacer las cosas de verdad, que se note la personalidad.

P: Hablando de intensidad, ¿qué papel juega el directo en vuestra carrera?
R (Isabel): En nuestras giras el directo tiene que ir muy pulido y nunca bajar de cierto nivel. Son de las cosas más importantes.

P: ¿Lo usáis como laboratorio de pruebas?
R (Isabel): Siempre intentamos meter canciones en el directo como un ejercicio más para nosotros que para el público, sin decir nada y ver si pasa la criba.

P: ¿Sois muy críticos con vosotros mismos? ¿Es ese el secreto del éxito?
R (Isabel): Sí, somos muy críticos, pero pensamos que para el éxito hay que ser todo lo contrario, muy permisivo con la moral. Eso sí, si quieres hacer cosas que realmente te gusten y no le pones ganas, no compensa, mejor irse a una fábrica.

P: ¿Entenderíais la vida sin ser músicos?
R (Isabel): No veo la vida de una forma programada. No pienso demasiado en lo que voy a hacer ni me conduce una ambición concreta en mi vida. Hago esto ahora, que está muy guay y los lunes no tengo que madrugar. De hecho, me parece esto más natural que tener una hipoteca, que es lo que me parece atrevido.
R (Rafael): En el momento que deje de resultar divertido, lo dejaremos.
P (Isabel): El día que no tengamos a Rafa se acabó el grupo, porque dónde vamos a encontrar un batería así (bromea, en alusión a la caña que caracteriza al grupo).

PROFETAS FUERA DE CASA

P: Y siendo tan exigentes con vosotros mismos, ¿qué papel juegan todos los reconocimientos que habéis obtenido?
R (Rafa): Los reconocimientos siempre están bien, pero partimos de la base de que presentamos solo lo que nos convence.
R (Isabel): Lo que consigues siendo tan crítico es que el qué dirán ya no es tan importante, aunque obviamente lo haces para los demás.

P: ¿Os sirven para algo?
R (Isabel): Podemos llevarnos premios en Madrid o en México, pero en Galicia, a nivel institucional, somos casi molestos. Nadie nos ha llamado para nada.

P: ¿No sois profetas en vuestra tierra?
R (Isabel): No. Si va Juan Magán revienta el parque, pero nosotros no.

P: Pero os gusta vivir en vuestra aldea…
R (Rafael): España siempre fue un país muy rural y me parece un error reducirlo a los grandes núcleos. ¿No se puede llevar una vida moderna en una aldea?
R (Isabel): La calidad de vida allí es muy difícil de igualar, y eso que vivimos en una aldea en la que no hay ni cines, en la que tengo que coger el coche para ir a comprar el pan y con 1 Mb de Internet. Por eso estamos todo el día leyendo libros y consultando wikipedia.

P: ¿Y de dónde surgió el nombre del álbum, Salve discordia?
R (Isabel): De la rabia. Vivimos una época en la que la gente joven está relegada a lo que digan cuatro zorros plateados. Parece Cocoon. Es a los que realmente votamos cuando lo hacemos, por eso hay que votar.

Triángulo de Amor Bizarro tiene previsto ofrecer conciertos próximamente en el Teatre lloseta de Mallorca (20 febrero), en Nova Jazz Cava de Terrasa (Barcelona, 26 febrero), en la sala López de Zaragoza (27 febrero) y en la La Fábrica de Tornillos, dentro de Ebrofest de Miranda de Ebro (Burgos, 5 marzo).