Octubre-Sony Music/María Mancipe

Al habla con… ToteKing: “No me ilusionaba como lo hago con Pablo Iglesias”

Después de 5 años sin un nuevo disco en solitario en el mercado, ToteKing retorna con 78, titulado así en honor a su “quinta” y a toda esa generación que dedicó sus pasos a profesiones creativas, como él, que no se cansa de investigar las posibilidades del rap y que así ha alcanzado, por ejemplo, cortes con un depurado equilibrio con el flamenco de la mano de El Canijo de Jerez.

PREGUNTA: ¿Por qué han transcurrido 3 años desde Héroe, disco conjunto con Shotta, y 5 desde El lado oscuro de Gandhi?
RESPUESTA: Estaba agotado de muchas cosas, de la carretera por un lado. Llevo desde 2001 sin parar, con todo lo que eso conlleva. El alcohol me estaba destrozando. Necesitaba parar y pensar bien las cosas. Quería tener tiempo para estar en el estudio y, como me lo podía permitir, lo hice y me ha hecho tener la cabeza despejada para este disco, que empecé a preparar en 2011.

P: Una de las grandes novedades ha sido incorporar una banda de rock, ¿por qué?
R: El rock ha estado conmigo desde chico y el álbum tiene muchos arreglos tocados de guitarra, bajos, saxo, vientos y samples de rock clásico. Me hace sentir pleno el unir esos dos mundos, el rock y el rap, que es donde yo me expreso bien.

P: 78 es, de hecho, una reivindicación de tu evolución artística frente a las críticas más inmovilistas. ¿En qué has cambiado más en estos últimos años?
R: Yo no me debo a nadie. Voy cambiando con la música, porque la música crece y yo quiero crecer con ella. No quiero quedarme estancado ni ser nostálgico. Ya me cayeron críticas en el pasado cuando hice canciones más discotequeras o desenfadadas y en este álbum, por ejemplo, hay dos temas de trap. Para mí el rap es como un deporte, una competición a ver quién escribe la canción o tiene las ideas más chulas.

P: ¿Te sientes representado por los temas de tus inicios?
R: Lo que hago con las nuevas tendencias es un coqueteo. En el disco también hay temas clásicos que recuerdan al principio. Y en los bolos siempre hay tiempo para recuperar esas canciones antiguas y que la gente se quede contenta. Yo no reniengo de eso. Me lo paso muy bien cantando Mentiras, por ejemplo.

P: Uno de los cortes se llama Ya no me enfado. Supongo que es irónico…
R: Me enfado, pero intento tomármelo a risa, porque hay cosas siniestras como que nombre a Paquirrín y todos sepamos quién es. Aún así hay que tener cuidado, porque somos un país que estira la broma y estirando, estirando, ese tío tiene un caché de 20.000 pavos por pinchar cuando hay gente con talentazo que no puede hacerlo.

P: En el álbum hay una mención a Podemos, con una mención que viene a decir que podría haber un presidente en el futuro que escuche tu música
R: Ayer me envió un mensaje dándome las gracias por eso y me dio una alegría que ni te imaginas. Mi familia son gente de izquierdas y que a la hora de comer habla de muchas cosas. Desde la época en que oía a mis padres a la hora de comer, cuando eran mis héroes por cómo comentaban las cosas, desde entonces yo no me ilusionaba como lo hago con Pablo (Iglesias) cuando lo escucho hablar. Por fin hay un tío que lo hace en lenguaje llano para la gente de a pie.

P: ¿Qué va a ver el público que se acerque a verte en la gira?
R: Básicamente lo que venimos haciendo, una hora y media en las actuaciones en sala y una hora o 45 minutos en festivales. En las salas repasaremos canciones de todos los discos y prácticamente todo el disco nuevo.

ToteKing tiene previstas próximamente varias actuaciones: Sala Master Club de Vigo (16 de octubre), Music Factory de Salamanca (23 de octubre), Sala Clandestino de Albacete (24 de octubre), Quijote Pub de Vinarós (Castellón, 29 de octubre) y en Garaje Beat Club de Murcia (30 de octubre).