Al habla con… Miss Caffeína: «Somos como la eterna promesa»

Como la ciudad de Detroit que titula su último disco, Miss Caffeína intenta devolver a su carrera el esplendor de antaño. «Eterna promesa» de la música alternativa, lo hacen esta vez con un álbum luminoso y bailable con el que además alcanzan una década tocando en las salas del país.

PREGUNTA: Lo habéis presentado como «el disco más pop» de Miss Caffeína. ¿Nació bajo esa premisa?
RESPUESTA (Alberto): Max Dingel, el productor, se le llevó más hacia ese terreno en el estudio. Las maquetas quizás eran menos pop, con la salvedad de dos temas que habían sido maquetadas con Juan Soiro, que suele trabajar con Fangoria.
RESPUESTA (Toni Poza): Pero Max Dingle impedía que cayéramos en lo evidente, lo que hace muy rico el sonido del disco.

P: Segunda experiencia con él, ¿por qué insistís con un productor internacional?
R (Alberto): Nos sentimos más identificados con otro tipo de música o de concepto. Ya hay muchos grupos buenos en España y, si todos sonamos igual, no podemos destacar, sabiendo que no somos un grupo de pelotazo.

P: Es curioso que digáis eso, porque cuando publicasteis vuestro debut, La imposibilidad del fenómeno, parecíais estar en una onda de éxito similar a la de Vetusta Morla.
R (Toni): Vetusta Morla es un ejemplo a seguir en la manera de trabajar, porque han ido picando poco a poco, paso a paso. Yo creo que van a perdurar bastante.

P: ¿En qué posición os dejó De Polvo y flores en ese ascenso?
R (Alberto): Nos dejó muy bien posicionados, porque consiguió muchas cosas que nos habíamos propuesto. En vez de ser un paso de gigante, fue un paso más. Parece que estamos condenados a ir poco a poco. Intentamos no esperar demasiado, porque, como dicen, adelantar los triunfos hace vivir mucho más intensamente las desilusiones.
R (Toni): De todos modos, nosotros nos vemos como un grupo grande.
R (Alberto): Somos como la eterna promesa.

P: ¿Es este un disco evasivo?
R (Alberto): Puede ser un disco evasivo, en cuanto que se habla de cosas más profundas pero con una producción de baile. Es como estar triste y salir de fiesta como remedio.

P: ¿Diríais que es un disco nocturno?
R: Es un disco para ponerse mientras te preparas para salir.

P: Y también es una reivindicación del pop…
R (Alberto): Se tiende a ver el pop como algo frívolo, pero para mí Los Beatles son pop.

P: ¿Y os considerais ‘indies’ a pesar de trabajar con una multinacional?
R (Toni): Yo ya no lo pienso. Me da igual. Lo fuimos al principio, cuando nos autoproducíamos…
R (Alberto): Ahora hay una moda de no querer ser indie, como para decir que eres algo especial. Nosotros de todos modos nunca hemos dicho que lo seamos. ¿Qué es indie? ¿El sonido, autoproducirse? Lo que es cierto es que tocamos en festivales indies y que nos estrena una emisora indie
R (Toni): ¡Pues sí, somos indies!

P: Se cumplen 10 años desde vuestro primer concierto. ¿Os sentís identificados con aquellos inicios?
R (Alberto): La banda que éramos al principio no me gusta nada. No me reconozco ahí. De hecho, no me gusta saber que existen los EPs ni nada.

P: ¿Cómo fueron aquellos comienzos? ¿Cómo lo planteasteis?
R (Toni): Fue complicado arrancar, pero fue bonito. Fue duro porque, en realidad, hasta hace poco teníamos que compaginarlo con otros trabajos (de hecho, Álvaro y Sergio siguen). Miss Caffeína hemos sabido trabajar bien y nos metemos en todo. Alberto hace el diseño de los carteles. Todo se habla con una democracia interna que es sólida ahora, pero que en origen tuvo sus fisuras hasta llegar a lo que es, sabiendo de qué pie cojea cada uno.
R (Alberto): Cuando empezó MySpace éramos muy pocos los que estábamos ahí. Nos permitió segmentar manualmente y presentar las canciones al público potencial de cada zona, así que muy rápido encontramos gente que venía a vernos. Tuvimos mucha facilidad para salir de Madrid, pero luego nos quedamos estancados. En Oviedo funcionábamos muy bien, en el sur también.

P: ¿En qué medida habéis crecido o evolucionado?
R (Toni): Somos más maduros y estamos más seguros para salir al escenario sin prejuicios, pintados si hace falta.

P: Acabasteis la gira de De polvo y flores en La Riviera de Madrid, pero arrancáis la presentación de este disco en Joy Eslava. ¿Falta de ambición, cuestión de gustos?
R (Toni): Para presentar Detroit, yo preferiría hacerlo dos veces en Joy, que es preciosa, suena muy bien…
R (Alberto): No tenemos ningún problema en reconocer que nos gustaría tocar en el Palacio de Deportes algún día.
R (Toni): Es muy bueno que eso pase con grupos como Izal, porque nos abren camino. Me encanta ver esto.

P: ¿La escenografía acompañará el concepto pop del disco?
R (Alberto): Hay que ver cómo funciona el disco para ver cuánto podemos invertir en la escenografía, aunque nos gustaría que las luces sigan el concepto del arte del álbum.

Miss Caffeína tienen previsto tocar en San San de Gandía (Valencia), el Arenal Sound de Burriana (Castellón), el Low de Benidorm (Alicante), el Sonorama de Aranda de Duero (Burgos) y el Polifonik Sound de Barbastro (Huesca)