Fuente: Bernardo Doral/Planet Events

Al habla con… Carlos Rivera: «España cada vez me da más razones para volver»

Carlos Rivera anda estos días sumergido en su nueva gira por España, en la que presenta su cuarto disco de estudio, Yo creo, que incluye composiciones de Armando Manzanero y Pablo López y es el segundo que se publica en estas latitudes, donde cada vez posee más seguidores.

PREGUNTA: ¿En qué punto está tu idilio con España?
RESPUESTA: España cada vez me da más razones para volver. Significa mucho para mí por todo lo que he vivido aquí. En los últimos dos años habré regresado unas 16 veces. En este 2016 es la segunda ya.

P: ¿Es un mercado complicado para alguien de fuera?
R: Sí, lo es. ¿Cuántos artistas mexicanos realmente hemos logrado algo aquí? Pero ahora es mi segunda patria, no como alguien de fuera que viene solo de vez en cuando. Yo soy un artista más recurrente y constante que hace pensar que soy de casa, no un extraño. Lo veo por cómo me tratan.

P: ¿Canarias, como ha sucedido con otros talentos latinos, ha sido importante en ese acceso?
R: Me va espectacularmente bien en Canarias, pero creo que soy el único artista latino que entró por la Península y no por allí. En Andalucía, por ejemplo, me va muy bien. He ido a Sevilla, a Cádiz y a Málaga, donde tuve mi primer ‘sold out’ en España, por lo que quise iniciar esta gira allí.

P: ¿Por qué introdujiste canciones más bailables en tu último disco, Yo creo?
R: Me gusta divertirme y que en los conciertos la gente también lo haga y, más allá de que tenga un estilo propio, no me quiero limitar al patrón de cantante latino. Hice un funk, un reggae, una chacarera argentina y un dance latino. Pensaba mucho en el directo y por eso pensé en estas canciones.

P: ¿Y no te influye el público a la hora de tomar esas decisiones?
R: El público es fundamental. Aunque trate de ser ilimitado en mis decisiones musicales, siempre hay una justa medida y trato de darles también las canciones que esperan de mí.

P: ¿Es difícil escapar de ese patrón del cantante latino?
R: Todos los cantantes mexicanos de las nuevas generaciones crecimos escuchando a Luis Miguel y Alejandro Fernández, que son los más importantes del país. Hay ciertas influencias marcadas por ellos. Cuando hice el funk le pudo recordar a alguien a Luis Miguel, pero no es casualidad, porque el productor con él que él hizo eso fue el mismo con el que yo trabajé.

P: ¿Cómo surgió grabar un tema de Pablo López para el álbum?
R: A Pablo lo conocí mucho antes de que sacara su primer disco y escribió esta canción especialmente para mí, pensando en mi voz y mis historias. Me hizo mucha ilusión regrabarla y llevársela a la gente.

P: ¿Sigues con la intención de cantar algún día en inglés?
R: Sí, pero no hay plan específico sobre eso aún.

P: ¿Qué te aportaron, desde el punto de vista de los conciertos, tantos años frente a frente con el público en el musical de El rey león?
R: Me ha ayudado mucho a crecer como intérprete. Me volví un cantante que se enfoca más en lo que dice que en cómo canta. Julie Taymor me decía que yo había nacido cantante, que no necesitaba pensar en cómo hacerlo, que tenía que poner en mi música lo mismo que hago en el teatro. Noté una gran diferencia y los conciertos se convirtieron así en momentos, sobre todo en las partes con un mensaje específico.

P: ¿Y cómo concebiste esta gira?
R: En México llevábamos una gran producción para aforos de 10.000 personas. Busqué a Jorge Ballina, un productor que es además escenógrafo para óperas y obras y que ha trabajado en Europa. Armó todo el show en una onda más teatral, con pantallas que subían y bajaban, dando a cada canción su propia escenografía y momento. Busqué dos coristas que eran bailarinas, cantantes y actrices de teatro y cabaret. A España traigo el mismo show, pero sin tantos elementos visuales.

P: ¿Cómo ve alguien de fuera la situación de la cultura española?
R: Hay un hambre enorme de consumir cultura y eso es una gran noticia para España. Pero me parecía terrible que el gobierno no se diera cuenta de lo importante que es eso, acercarla a la gente y no alejarla, que es lo que hace el 21 por ciento de IVA sobre los espectáculos. La cultura no es un lujo, es un producto de primera necesidad y lo que le da identidad a un país y su gente. Ya quisiéramos que en México, donde el gobierno la apoya mucho, tuviera ese consumo de cultura, más allá de la música.

Carlos Rivera prosigue su gira por España, que en los próximos días le llevará a Madrid (3 de junio), Las Palmas de Gran Canaria (4 de junio), Santa Cruz de Tenerife (5 de junio) y Palma de Mallorca (9 de junio).