A Summer Story
A Summer Story

Alberto Ferreira (Disorder): «Además de un festival, A Summer Story es un escaparate tecnológico»

A Summer Story celebra este año su quinto aniversario. El festival, de la promotora de APM Disorder Events, se sigue posicionando así como un referente. Hablamos con Alberto Ferreira sobre esta edición.

¿Qué innovaciones a nivel técnico tenéis preparadas para el quinto aniversario de A Summer Story?

Cada año, montamos un despliegue espectacular en todos los sentidos. Tanto en cantidad como en calidad. Siempre innovamos utilizando los últimos modelos de cada equipo en luces y sonido. Por así decirlo, además de ser un festival que merece lo mejor en todos los sentidos, nos sirve a modo de escaparate y es una parte muy importante para nosotros. 

¿Cómo se plantea desde Disorder la celebración?

Para Disorder es, sin ninguna duda, la fecha más importante del año. Son dos días en los que nos lo jugamos todo. Llevamos trabajando doce meses para estos dos días, así que imagina la importancia de esto en todos los sentidos.

¿Cuánto influye el vínculo entre Disorder y Fluge a la hora de tomar decisiones tecnológicas?

Evidentemente, contar con Fluge es un lujo y una ventaja en este aspecto. Pero, además. es un factor de exigencia ya que tener a Fluger como partner exige mostrar lo mejor de lo mejor.

¿Qué valoración hacéis en retrospectiva de un espacio como la Ciudad del Rock, en Arganda del Rey?

El espacio es inmejorable. Nosotros siempre decimos que es el mejor recinto de nuestro país al aire libre para la realización de este tipo de eventos. Se trata de un espacio que nos ofrece multitud de posibilidades y es muy flexible. De hecho, cada año ampliamos nuevas zonas e innovamos añadiendo diferentes propuestas.

(El año pasado, concretamente, se amplió el recinto del festival en 7.500 metros cuadrados)

¿Cómo condiciona el espacio la propuesta técnica y tecnológica?

El espacio condiciona la propuesta técnica de manera positiva. Pero si hay que ponerle un pero sería el viento que hay en el recinto. A veces dificulta las labores de montaje. Sin embargo, por suerte contamos con personal muy cualificado que solventa cualquier contratiempo que eso pueda generar.