5 cifras sobre la industria del directo en Catalunya

L’Associació Professional de Representants, Promotors i Mànagers de Catalunya (ARC) presentó este miércoles ‘L’Anuari de la Música 2015‘, coeditado con Grup Enderrock y en el que repasa las cifras de la industria musical en Catalunya durante el último año. En esta última edición, la publicación repasa las cifras de 2014 de la industria discográfica, del directo y del consumo digital, además de mostrar una reveladora encuesta sobre la percepción de la ciudadanía sobre la música popular, más considerada como ocio que como cultura.

El listado de datos relevantes que ofrece la publicación es amplio. En esta entrada ofrecemos un resumen de las cinco cifras que nos dan una visión sobre cómo fue el año para la música en directo en Catalunya:

– 10,2%: Es el porcentaje de público que perdieron las salas catalanas en 2014, en comparación con las cifras del año anterior. Las cifras son aún más preocupantes si centramos el objetivo en las 30 principales salas de la Associació de Sales de Concerts de Catalunya (ASSAC): las grandes salas de Barcelona perdieron un 9% de público, pero el porcentaje crece hasta el 17% si hablamos del resto de Catalunya. Una pérdida que ARC considera histórica y que no tiene antecedentes

– 13,5%: Más significativa que la caída de público ha sido el descenso en la programación y el dato es aún más sangrante si tenemos en cuenta que esta estadística no está en verde desde 2011. En Barcelona, la caída de los conciertos agendados en las grandes salas fue de un 21,4%, mientras que en el resto de Catalunya fue del 112,5%.

– 5,2%: Una buena noticia. El público de festivales creció en 2014 un 5,2%, en parte gracias a la aparición de nuevas citas que lograron el favor del público, como el Canet Rock o el Vida Festival, y la aparición de decenas de pequeños festivales con un aforo por debajo de las 2.000 personas.

– 360: Es el número total de festivales que se celebran en Catalunya, que suman un global de 1,5 millones de espectadores y manejan un presupuesto de 60 millones de euros, según datos de la Generalitat de Catalunya.

– 13%: Y el dato cualitativo y quizás el más preocupante. Solo el 13% de la población considera la música popular como cultura y la sitúan al nivel de otras actividades como ir a cenar o al cine. En cambio, el 42% sí que consideran cultura la música clásica.